PARMA 2 – SAMPDORIA 3: TRIUNFAZO DE PRIMERA

Por: Lautaro Castiglioni

En un duelo por la permanencia, Sampdoria se impuso como visitante al Parma por tres tantos contra dos y quedó prácticamente asegurando en la Serie A. Los locales vencían con gritos de Gervinho y  Bartosz Bereszynski pero los de Claudio Ranieri lo revirtieron por intermedio de Julian Chabot, Fabio Quagliarella y Federico Bonazzoli.

En el Ennio Tardini, Parma y Sampdoria se veían las caras en el marco de la 34° jornada para la Serie A, en un duelo de vital importancia en sus aspiraciones de permanencia. Los locales, con 40 unidades, recibían a sus visitantes, con 38, sabiendo que quien se imponga, se mantendría un año más en la élite italiana.

Durante la primera mitad, los dirigidos por Roberto D’Aversa dominarían y conseguirían dos de ventaja. Primero, a los 18 minutos, Gervinho abrió la cuenta con un tremendo derechazo dentro del área. Luego, a los 40, tras un centro raso desde la derecha, Bartosz Bereszynski chocó con el balón y terminó colocándola en su propio arco para establecer el 2-0 con el que llegaba el descanso.

En el amanecer de la complementaria, el equipo de Claudio Ranieri reaccionaría para ponerse a tiro del resultado: sobre los 3 minutos, Julian Chabot se elevó por encima de su marca para capitalizar un centro desde la izquierda y señalar el 2-1.

El partido se hacía de ida y vuelta. Sampdoria empujaba mientras que Parma se replegaba y buscaba lastimar de contragolpe. Hasta que, a los 24 minutos, Fabio Quagliarella recibió dentro del área y la colocó por encima de Luigi Sepe, inflando la red y concretando el 2-2.

Altos de confianza, los de Ranieri fueron a por el triunfo y lo conseguirían a falta de 12 para el tiempo cumplido, con Quagliarella habilitando a Federico Bonazzoli para que el número 9 defina colocado junto a un palo, generando el 2-3 con el que los suyos terminarían festejando.

De esta manera, Sampdoria dio vuelta un gran encuentro para llegar a los 41 puntos y aventajar por 12 al Lecce, último implicado en el descenso, a falta de 12 por disputar, quedando prácticamente salvado. Parma, por su parte, queda con 40 y sostiene los 11 de distancia.