LOS ÁNGELES FC 6 – LOS ÁNGELES GALAXY 2: ¿Y AHORA QUÉ HA»SEIS», GUILLE?

Foto: @LAFC

El clásico fue Negro y Oro. Tras un primer tiempo bastante parejo, la escuadra de Bob Bradley aplastó a la de Guillermo Barros Schelotto en la complementaria cuando el «Mellizo» se la jugó por todo al ataque y dejó mal parada la línea de fondo. De esta forma, los Galáctios perdieron el derbi con un catastrófico 6 a 2 y quedaron con un pie afuera del petit torneo de la MLS.

Si algo mostró esta temporada de la elite en Estados Unidos fue que muchos delanteros supieron aprovecharon las groseras fallas defensivas para brindar enormes goleadas al cabo de la segunda fecha de la zona de grupos. De ello se valió justamente Los Ángeles FC para vencer a su enterno rival, el Galaxy, y hacerlo pasar papelones en Disneylandia.

Es cierto que hubo un partido hasta el entretiempo y otro, muy distinto, en la complementaria. De hecho, los de Barros Schelotto abrieron la cuenta bien temprano cuando Latif Blessing se llevó puesta una pelota en el área chica, descolocó a Pablo Sisniega y la mandó al fondo de su propio arco. Pero más allá del 1 a 0 ya empezaban a notarse algunos desacoples en el elenco del «Mellizo» ya que, por ejemplo, rápidamente los de Negro y Oro tuvieron el empate aprovechando una siesta en la última línea del rival que David Bingham supo resolver ante el remate a colocar de Brian Rodríguez.

La parda, de todos modos, no tardó en cocinarse ya que Perry Kitchen volteó dentro del área al inglés, Bradley Wright-Phillips, y el uruguayo, Diego Rossi, anotó de penal el primero de los cuatro goles que iba a terminar marcando en el derbi angelino. Eso sí, la infracción infantil en un área se repitió en la contraria y, antes de la media hora, los vestidos de blanco volvieron a ponerse en ventaja.

Dejan Jakovic dejó la pierna estirada y Joe Corona coronó la acción enganchándose con el botín del serbio nacionalizado canadiense. Cristian Pavón, el niño mimado del DT, ejecutó pero encontró la respuesta formidable de Sisniega. El rebote le quedó a «Kichán» pero inexplicablemente la mando afuera. No obstante, el VAR ayudó al argentino y lo sacó de la vergüenza al exigir que se ejecute nuevamente la pena máxima por un adelantamiento del guardameta. El otrora Boca Juniors esta vez no falló y con un exquisito disparo puso el 2 a 1 en favor de los Galácticos.

Hasta el tiempo cumplido del primer capítulo, Los Ángeles Galaxy ganaba el clásico y lo hacía jugando con firmeza. Sin embargo, Los Ángeles FC se lo empató antes de irse a los camarines cuando Bingham dio rebote a un fortísimo disparo de Wright-Phillips, Daniel Steres le pifió al rechazo, y Rossi con la pelota servida sacó un tiro cruzado que significó el 2 a 2 con el que ambas escuadras marcharon al entretiempo.

Barros Schelotto apostó a ponerse en ventaja otra vez durante los primeros minutos de la complementaria y lo pagó carísimo. A los 10, llegó el tanto del elenco Negro y Oro en una contra que parecía terminar en nada hasta que Wright-Phillips encontró un hueco y ubicó la caprichosa contra la base del palo izquierdo del arco Galáctico. Sin embargo, nuevamente los del «Mellizo» volverían a quedar mal parados en el fondo y empezarían a entregar el derbi en manos de su eterno rival.

Los Ángeles FC amplió las diferencias antes de la media hora del segundo período cuando, una combinación entre uruguayos, acabó con la redonda dentro de la cueva. Otra réplica, y pase de Rodríguez para Rossi que no tuvo más que empujarla para clavar el 4 a 2 en la noche de Orlando que se tornaba en festejo para unos y pesadillas para otros. Pero no todo quedaría ahí en el fatídico final para el Galaxy.

Si le quedaba alguna pequeña chance de descontar a los Galácticos, la misma se esfumó cuando a los 34 de la segunda mitad, Francisco Ginella robó una pelota en la salida de su rival, descargó para Mohammed Mounir y este la colgó de un ángulo ante la floja respuesta de Bingham que vio como el remate pasaba al lado de sus manos. Y, finalmente, Rossi le puso la frutilla al clásico cuando en el descuento empujó en buscapié de Ginella y anotó el cuarto de su cosecha personal.

Los Ángeles Galaxy no sólo quedó muy mal posicionado de cara a meterse entre los mejores dieciséis de la MLS sino que además deberá asimilar muy rápido la estrepitosa goleada que sufrieron en el derbi. Trabajo para Barros Schelotto que por ir a buscarlo acabó tropezando 6 a 2 contra el Los Ángeles FC en Disneylnadia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*