RACING: MATEO MIENTRAS ESPERO

Foto: @ElMetodoRacing

Tomá mate. Sentate y esperá. La Academia aguarda las nuevas medidas del Ministerio de Salud de la República Argentina para volver a los entrenamientos poniendo su mente fija en lo que será el reinicio de la Copa Libertadores pactado para septiembre. No obstante, mientras tanto, Sebastián Beccacece abrochó el primer refuerzo de este extenso receso de otoño – invierno.

Mateo García surgió de Instituto de Córdoba. Producto de la cantera de La Agustina, como Paulo Dybala, este volante ofensivo de buena pegada hizo sus primeras apariciones en 2014 cuando, justamente, Racing daba su anteúltima vuelta olímpica en el ámbito local. Durante tres años jugó en la B Nacional defendiendo la pilcha de La Gloria hasta que migró a España.

De corta estatura (un metro sesenta y nueve) y mucha calidad técnica, el cordobés pasó por Las Palmas, Osasuna y el Alcorcón para luego probar suerte en Grecia y, por último, en el famoso Estrella Roja de Belgrado que supo ser campeón del mundo venciendo al Colo Colo de Chile cuando Serbia todavía era Yugoslavia.

Si bien aún nadie se expidió al respecto desde el club, el hermetismo que reina desde que llegó Diego Milito a la Secretaría Técnica hizo posile que se fueran dando muchas cosas sin que los rumores pongan en jaque a la noticia. Lo cierto es que García también había sido tentado por otros equipos de Europa pero todo estaría acordado para que se sume a Racing por la suma de dos millones y medio de dólares que es el valor de la totalidad del pase.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *