ATLANTA UNITED 0 – CINCINNATI 1: LA NARANJA MECÁNICA

Foto: @fccincinnati

En el pleito de entrenadores nacidos en los Países Bajos, el equipo de Jaap Stam se recuperó de la goleada sufrida frente al Columbus Crew y doblegó por 1 a 0 al elenco de las Cinco Franjas conducido por Frank De Boer. Los de Georgia, con cuatro argentinos como titulares, quedaron al borde de la temprana eliminación en el petit torneo de la MLS.

Atlanta United tuvo intenciones pero le faltó algo más en la mañana de Orlando. Nuevamente, el conjunto rojinegro no hizo valer la presencia de figuras como el «Pity» Gonzalo Martínez o Ezequiel Barco en un plantel que navega sin rumbo concreto. Esta vez, fue Cincinnati quien se aprovechó de ello y cantó victoria en un cotejo apretadísimo.

El primer tiempo fue tan malo que el ex River y Huracán le pifió al mandar un centro mientras que, en el costado opuesto de la cancha, Adrien Regattin le erró a la pelota frente al arco en lo que podía ser una chance clara para los de Naranja y Azul. Tal vez la única situación para destacar fue una de Barco para los de las Cinco Franjas que le sacó astillas al palo derecho de Przemyslaw Tyton.

Al Atlanta United se le complicó el partido cuando se quedó prontamente con diez jugadores. Jake Mulraney fue expulsado por doble amarilla antes de la media hora inicial y De Boer se las tuvo que ingeniar para seguir siendo punzantes en campo contrario. Sin embargo Cincinnati supo aprovecharse de eso y tomar algo más de protagonismo en la mañana de Disneylandia.

Los de Stam contaron con todas las jugadas de riesgo en la complementaria. Antes del cuarto de hora Yuya Kubo tuvo dos situaciones para abrir la cuenta pero una le salió con dirección a Japón y la otra fue manoteada con lo justo por Bradley Guzan para mandarla al córner. Instantes previos a la apertura del tanteador Kendall Waston no llegó a soplar una pelota parada para mandarla al fondo del arco. Y el premio a tanto ir, aunque con pocas ideas, le llegó a quince del final cuando Frankie Amaya recibió de Regattin pero, en vez de devolver la pared, probó suerte y convirtió el primer gol de su carrera.

Atlanta United, no sólo bajó los brazos sino que ni siquiera el VAR le jugó una buena pasada. En tiempo de desuento, Jerome Williams se fue expulsado por una situación en la cual hasta él mismo reclamaba un penal en favor de su equipo. Cincinnati ganó 1 a 0 en Orlando, salió del fondo de la tabla en el grupo, y apostará a obtener un gran resultado el miércoles próximo para meterse de lleno en los octavos de final del petit torneo de la MLS.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*