NBA: DOS JUGADORES ROMPIERON EL AISLAMIENTO

Gentileza: Getty Images / @gettyimages

Bruno Caboclo, de Houston Rockets, no cumplió con las horas necesarias de cuarentena al momento de arribar a Orlando, mientras que Richaun Holmes, de Sacramento Kings, sobrepasó los límites de la burbuja. Ambos serán castigados, según los protocolos de la liga.

Previo a que se oficializara el reinicio de la temporada 2019-20, la NBA envió una serie de medidas a cada uno de los 22 equipos, donde detallaban los puntos a cumplir por parte de los integrantes de las franquicias. En el memorando explicaron que si alguien abandona el aislamiento antes de las horas necesarias, tendrá que estar entre 10 y 14 días en cuarentena, se reducirá parte de su salario, en caso de que estén en medio de la competencia, y tendrá pruebas mejoradas (hisopo nasal profundo).

Tim MacMahon, de ESPN, reportó que Bruno Caboclo, jugador de los Rockets, abandonó la cuarentena y no será parte de los campamentos de entrenamiento en Orlando. Deberá iniciar un nuevo aislamiento de 14 días y le realizarán exámenes con hisopo largo por la nariz, al contrario de los testeos por boca o saliva que se le hicieron a cada uno de los miembros de los planteles.

El brasileño debía cumplir con las 48 horas de confinamiento obligado, sujeto a los protocolos de salud y seguridad establecidos por la oficina de la NBA. Según informan, Caboclo dijo no saber que tenía prohibido salir, pero lo extraño es que todos los equipos recibieron las medidas sobre esta situación inicial al arribar al complejo. Habrá que ver si el error fue del propio jugador o de algún personal de Houston, aunque nada cambiará la sanción. Se incorporará al plantel una vez que supere el nuevo período de aislamiento y de dos pruebas negativas de COVID-19.

Richaun Holmes, de Sacramento Kings, deberá pasar por la misma situación que el ex Memphis Grizzlies, ya que violó el límite del campus de Disney para buscar comida que pidió por delivery. Al cruzar la línea se considera fuera del establecimiento y por eso permanecerá ocho días más aislado.

El ala-pívot publicó un comunicado en su cuenta de Twitter:

“Después del período de cuarentena inicial, crucé breve y accidentalmente la línea del campus de la NBA para recoger una entrega de comida. Actualmente estoy en cuarentena y me quedan 8 días. Pido disculpas por mis acciones y espero unirme con mis compañeros de equipo para nuestra campaña de Playoffs”.

Como hecho divertido se destaca el comentario de la madre de Holmes, Lycedia, en la red social del pajarito: “¡Solo cruzas la línea para la cocina de tu mamá! ¡Y yo no estaba en Florida, señor! ¡Te quiero, cariño!”

Si un jugador comete esta acción indebida en el momento que se estén llevando a cabo los partidos de fase regular o Playoffs, tendrá una sanción financiera. Cada encuentro perdido proyectará aproximadamente el 1% del salario, lo que significa que Holmes hubiese perdido cerca de $50.000 dólares por juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *