REAL SALT LAKE 2 – COLORADO RAPIDS 0: NI ROBIN PODRÁ DEFENDERLOS

Por: Marcelo Patroncini

Flojísimo partido de los Rapids en la noche de Orlando. El conjunto de Robin Fraser perdió 2 a 0 contra los Burdeos y Cobalto en una actuación donde la defensa de los derrotados pasó varios sofocones por impericias propias y que, de no ser por su arquero, Clinton Irwin, el score hubiese sido mayor aún.

El pleito en sí fue todo del Real Salt Lake. Los dirigidos por Frederico Juárez marcaron territorio desde el vamos con un remate de Corey Baird que se estrelló en el travesaño cuando iban 5 minutos del primer tiempo. Ya, a esa altura, se veían los claros desacoples defensivos del Colorado Rapids.

Pudieron los de Burdeos y Cobalto abrir la cuenta también a los 20 del capítulo inicial cuando Douglas Martínez, con un penal en movimiento, sacó un potente remate a la altura de la puerta del área chica que desvió como pudo Clinton. El gol estaba al caer, sin lugar a dudas.

Así fue como cuando iban 26, el hondureño intentó quitarse la espina mandando un centro bien venenoso rectángulo menor de los Colorados Rapids. El guardameta llegó a manotear el esférico pero se lo dejó servido a Albert Rusnak quien, frente al arco, lanzó un misíl que le pasó de caño al defensor Drew Moor e infló las redes en Disneylandia. El Real Salt Lake ganaba por la mínima y lo justificaba porque su rival apenas amenazaba con una palomita desviada de Kellyn Acosta.

Los horrores defensivos del conjunto de Fraser se propagaron en la segunda mitad. Y Clinton seguía salvando las papas porque así como le tapaba un bombazo a Kyle Beckerman, también remendaba una grosera desatención de Lalas Abubakar cometiendo un penal que él mismo le terminó deteniendo a Rusnak.

Era tal el dominio de los de Burdeos y Cobalto que el segundo tanto, de todos modos, no tardó en llegar. Un zapatazo desde afuera del área de Damir Kreilach se guardó contra la base del palo derecho para estirar la diferencia en la noche de Orlando. Y los Rapids, ya vencidos psicológicamente, solamente tomaron la iniciativa cuando su rival bajó los brazos. De esa forma, en tiempo de descuento, probaron suerte con un misíl de Acosta y otro de Kei Kamara que tapó sin problemas Zac Mac Math.

Colorado Rapids tuvo una jornada para el olvido donde ni siquiera puso en cancha al ex Colón de Santa Fe, Braian Galván. Real Salt Lake ganó 2 a 0, fue ampliamente superior, pero más allá del mérito propio hay que destacar que se aprovechó mucho de las falencias defensivas del equipo de Robin Fraser.