KANSAS CITY 1 – MINNESOTA UNITED 2: ESO PASA CUANDO TE «KANSAS»

Foto: @MNUFC

Los Hechiceros ganaban y controlaban las acciones en la noche de Disney pero se complicaron solos, se qudaron sin resto, y los Bribones lo terminaron dando vuelta con dos goles en tiempo de descuento. El 2 a 1 puso a los de Adrian Heath en la cima del grupo dejando sin nada a los del recordado mundialista, Peter Vermes.

Kansas City y Minnesota United se midieron demasiado en el arranque hasta que los del centro de los Estados Unidos comenzaron a inclinar la balanza en su favor. No obstante, hasta la media hora inicial, hubo una jugada por bando donde el israelí, Gadi Kinda, no pudo concretar en el área chica para los ´Wizards´ mientras que Tim Mella tuvo que volar para desactivar un bombazo de Jan Gregus para los ganadores.

Ya con el control de la pelota absoluto, los Hechiceros pusieron toda marcha en ofensiva. Roger Espinosa sacó un tiro a colocar que desvió con esfuerzo Tyler Miller al córner. Sin embargo, de tanto ir al frente, los de Vermes tuvieron su premio cuando Alan Pulido arrancó la jugada con una notable finta, descargó para Khiry Shelton y este la terminó de maravillas aprovechando que el guardameta le había dejando un enorme hueco contra la base de su palo diestro.

El 1 a 0 dejaba muy bien parado a Kansas City que manejaba los hilos de la contienda. No obstante, en esos desacoples tácticos que aún reinan en la MLS, pagaron carísimo ese afán de ir con todos al frente. No sólo porque Minnesota United empezó a llegar de contragolpe sino porque además se quedaron sin piernas para el resto del pleito.

Los Bribones empataron a los 21 de la segunda mitad con un tanto de Ethan Finlay pero fue anulado por offside. Cuando iban 23, Aaron Schoenfeld reventó el travesaño. Y un rato antes de la media hora, Tim Melia dejó a los Hechiceros con diez jugadores por derribar a un jugador fuera del área como último recurso.

Vermes no sólo tuvo que sacar un jugador de campo para poner al mexicano Richard Sánchez al arco sino que además agotó todas sus substituciones en cambios ofensivos con el fin de anotar el segundo en lugar de preocuparse por cuidar el resultado. Y así, los del norte de Estados Unidos, aprovecharon que su oponente estaba sin piernas para dar vuelta el asunto. En el primer minuto de adicionado, Shelton se llevó puesta una pelota tras un tiro libre y la metió contra su propia valla. Sin embargo, los de Heath no se conformaron con el 1 a 1 y, en una notable acción colectiva, Raheem Edwards tocó hacia el medio y encontró al triniteño, Kevin Molin, para torcer el rumbo de un partido épico en Orlando.

Kansas City se cansó, no tuvo resto, y entregó el partido en Disney. Los inexplicables cambios de Vermes y las buenas intenciones del elenco de Heath, permitieron que Minnesota reaccione a tiempo y se quede con un 2 a 1 en tiempo de descuento para liderar el grupo en el primer encuentro que disputaron ambos post parate por la pandemia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*