BOURNEMOUTH 4 – LEICESTER CITY 1: NO ESTÁ MUERTO QUIEN GOLEA

Gentileza: @afcbournemouth

Leicester se imponía en su visita al Vitality Stadium con grito de Jamie Vardy y complicaba la estadía en Primera del Bournemouth. Sin embargo, en la complementaria reaccionaron los de Eddie Howe y con tantos de Junior Stanislas -de penal-, Dominic Solanke -por duplicado- y Jonny Evans -en contra-, golearon por 4-1 para mantener viva la esperanza.

Bournemouth no tenía margen para el error. Los dirigidos por Eddie Howe sabían que debían imponerse para no quedar pendiendo de un hilo en su estadía en Primera División. Más aún cuando, el día anterior, los rivales directos, Watford y West Ham, habían ganado sus encuentros.

Pero no sería una tarea sencilla dado que en frente se encontraba Leicester, de gran campaña aunque rendimientos irregulares tras la reanudación, buscando una victoria para consolidarse en puestos de Champions League. Y peor se pondría el panorama para los locales cuando, sobre los 23 minutos, Jamie Vardy abrió la cuenta al encontrarse un balón perdido dentro de área chica, empujándolo a la red para cantar el 0-1 con el que llegaría el descanso.

Bournemouth no estaba cómodo, perdía por 0-1 y no encontraba la forma de romper la defensa rival. Sin embargo, a los 21 minutos, un increíble error en la salida de Kasper Schmeichel obligaría a Caglar Söyüncü a cometer penal y ganarse la tarjeta roja. De la ejecución se hizo cargo Junior Stanislas, definiendo alto y al medio para cantar el 1-1.

Motivados por el empate y el hombre de más en el terreno de juego, los dueños de casa fueron a por el triunfo y pasarían al frente en apenas 60 segundos ya que, a los 22, Dominic Solankes entró al área y disparó fuerte para poner el esférico junto a un palo y el 2-1.

Con Leicester desesperado al ataque, Bournemouth se aprovecharía de los espacios para liquidar el pleito. Primero, a los 38, Stanislas sacó un tiro que fue desviado involuntariamente por Jonny Evans, decretando el 3-1 con un tanto en contra. Y luego, a los 42, llegaría el golpe de gracia con Solankes aprovechándose de otro grosero error de la defensa rival, ajusticiando a Schmeichel y estampando el 4-1 definitivo.

Con esta victoria, los de Howe llegan a los 31 puntos y se mantienen tres por detrás de Watford y West Ham cuando aún restan nueve puntos en disputa, manteniendo vigente su esperanza de salvación. Leicester, por su parte, queda 4° con 59 unidades pero complica su clasificación a la Champions League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *