ESPAÑA: 10 AÑOS DE SU ÚNICO TÍTULO MUNDIAL

Foto: @FIFA

Hoy se cumple una década desde el triunfo de España en el Soccer City de Johannesburgo ante los Países Bajos. Fue el primer título mundial para `La Furia´ y la tercera final perdida para `Los Tulipanes´ tras las derrotas en 1974 ante Alemania Federal y, cuatro años después frente a Argentina. Además, se trató de la primera y única Copa del Mundo celebrada en África.

España llegaba a Sudáfrica como una de las grandes favoritas tras haber sido campeona de Europa en el Prater de Viena dos años antes, el pleno de triunfos conseguido en la clasificación para este torneo y la buena imagen dada en los amistosos de preparación. A pesar de ello, el comienzo del combinado ibérico en el torneo fue con una derrota frente a Suiza, en un encuentro que dominó de cabo a rabo, pero en el que un error defensivo en la segunda mitad les costó caro. Las dudas empezaron a surgir.

En la siguiente contienda un doblete del “Guaje” Villa significó una revitalizadora victoria ante Honduras, para concluir el grupo con un a priori duro enfrentamiento ante Chile. No lo fue tal, porque tras el 2-0 para «La Furia» que vino acompañado de la segunda amarilla para el chileno Estrada, el partido se puso muy de cara. Aunque en el comienzo del segundo periodo Millar recortó distancias, la derrota por la mínima conformó a Chile, ya que esto obligaba a los helvéticos a anotar por lo menos dos goles ante Honduras para eliminar a los sudamericanos, en un partido que concluyó con el marcador inicial. Los minutos finales fueron por lo tanto de manejo de la pelota sin ninguna profundidad por parte de los europeos.

En octavos de final, tuvo lugar un duelo ibérico ante Portugal, que con un nuevo tanto del Guaje se desniveló a favor de los del lado oriental de La Raya, pese a la portentosa actuación del arquero luso Eduardo, que mantuvo siempre a su equipo en el partido. En cuartos esperaba Paraguay, que tras un partido complicadísimo y con un penal errado por bando (primero falló Cardozo para el combinado guaraní y, pocos instantes después, Xabi Alonso para los hispanos) se volvió a decidir con un solitario gol de David Villa en las postrimerías del encuentro.

En semifinales, el rival fue Alemania, que había eliminado a Inglaterra y Argentina consiguiendo cuatro conquistas en cada envite. En este cotejo la selección ibérica anuló casi por completo a Die Mannschaft, en un choque sin demasiadas ocasiones de gol. Tras la mejor aproximación de los teutones con un disparo de Toni Kroos, llegó un cabezazo espectacular de Carles Puyol que supuso el 1-0 que ya no se movería del marcador. España estaba por primera vez en la final de un Mundial.

En el encuentro decisivo el rival fue `La Naranja Mecánica´ que llegaba después de haber dejado por el camino a Brasil en cuartos y a Uruguay en semifinales. El partido planteado por Bert van Marwijk fue centrado en no dejar pensar al tridente formado por Xavi, Iniesta y Xabi Alonso, cometido en el que tuvieron éxito parcial ya que se tradujo en un intercambio de ocasiones para ambos conjuntos. La primera parte estuvo marcada por el planchazo de De Jong al pecho de Alonso, que fue sancionado con tarjeta amarilla. Sergio Ramos empezó avisando con un cabezazo que terminó con una gran respuesta de Stekelenburg, pero en la segunda mitad las dos mejores chances fueron para Robben. La primera fue conjurada de manera increíble por el pie derecho de Iker Casillas, cuando ya estaba vencido hacia el lado contrario y en la segunda volvió a intervenir el cancerbero madrileño ante el extremo neerlandés, ayudado por la infracción realizada por Puyol y no sancionada por Howard Webb, antes de su entrada en el área.

Finalmente, se llegó al tiempo extra, donde Cesc Fábregas erró un mano a mano muy claro en la primera mitad. Tras el intercambio de porterías, se produjo la primera jugada decisiva, la expulsión del central Oranje Johnny Heitinga por doble amarilla. Pocos minutos después, una volea de Iniesta tras asistencia de Cesc supuso la mayor explosión de alegría en la historia del balompié español. Tuvo lugar en el minuto 116.

Pese a no exhibir la brillantez mostrada por la selección dirigida por Luis Aragonés en la Eurocopa de Austria y Suiza disputada dos años antes, el combinado de Vicente del Bosque mostró una gran capacidad para dominar los partidos y apoyándose en una difícilmente repetible hornada de jugadores, logró desarrollar un juego combinativo que pese a adolecer de pegada en muchos partidos, hizo que siempre se sintiera superior a sus rivales. El éxito duraría hasta la siguiente Eurocopa conquistada tras ganar 4-0 a Italia en la final, pero sin duda, nada puede hacer sombra a la primera vez que un país levanta una Copa del Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *