INDEPENDIENTE: LA DOBLE VISERA Y ESA ÚLTIMA IMAGEN CON NIEVE

Foto: @calderadiablo

La mítica y añorada Doble Visera tuvo su última función el 8 de diciembre de 2006. A partir de ese entonces comenzaron las obras de demolición para darle paso a la construcción del Libertadores de América. Sin embargo, aún con una cabecera por derribar, el Rojo tuvo la posibilidad de ver lo que quedaba de ese recuerdo con una capa blanca sobre el verde césped después de la nevada del aquél 9 de julio de 2007.

Siete meses habían pasado de aquél partido donde Independiente se despidió de su viejo estadio. Ese juego, con derrota ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy le dio paso a la remodelación de su casa que más tarde comenzó a edificarse con un estilo europeo y con aires de emular al Old Trafford de Inglaterra.

Lo cierto es que el feriado de ese 9 de julio de 2007 se produjo un fenómeno inusual en el área metropolitana. Algo que no sucedía desde el 22 de junio de 1918 y que sorprendió a propios extraños. En horas de la tarde de aquél lunes, los copos blancos comenzaron a caer con vehemencia sobre Capital Federal y muchos lugares de la zona sur como Banfield, Temperley, Quilmes, Lomas de Zamora y, también, Avellaneda.

Por ese entonces Independiente ya le alquilaba el estadio a Racing pero la añoranza de una cancha que tantas alegrías le dio generó que algún fanático se escabulla entre los escombros para tomar lo que fue, tal vez una de las últimas imágenes de la Doble Visera. Y con el agregado de ver el césped nevado como nunca en su vida se había visto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *