MILAN 4 – JUVENTUS 2: NOTTI MAGICHE

Foto: AC Milan

Milan logró una remontada soñada ante Juventus y lo derrotó 4 a 2 en un duelo que tuvo media docena de goles durante el complemento. El Rossoneri dio vuelta el 0-2 facturando por triplicado en apenas seis minutos, ratificando su gran momento. La Juve sufrió una derrota que duele, pero el camino a su noveno Scudetto consecutivo sigue aplanado.

Choque de gigantes en el Giuseppe Meazza, allí donde un Milan en ilusionante construcción recibió a esta Juventus multicampeona. El Rossoneri venía de cargarse al escolta Lazio y ahora iba por la Vecchia Signora, quien se encuentra realmente cerca de consumar su noveno Scudetto consecutivo.

La primera mitad mantuvo las emociones en un nivel bajo, ambos equipos se prestaron la pelota aunque fue Juventus quien más y mejor coqueteó con la posibilidad de convertir; la visita avisó con una gran acción individual de Cristiano Ronaldo y también pudo anotar con el shot de Higuaín que Donnarumma contuvo sin dificultades.

Lo mejor de la noche de Milán llegó en un complemento que no dio respiro. A los dos minutos Adrien Rabiot armó una jugada a lo crack; el francés cruzó mitad de cancha con balón dominado, fue amagando desde izquierda al centro y ante la pasividad del fondo local terminó sacudiendo, en plena medialuna, con notable zurdazo a gol.

Y la cosa no quedó ahí, cinco más tarde Juan Guillermo Cuadrado sacó el bochazo largo que superó el pésimo retroceso de los centrales Rossoneri, que se chocaron entre ellos, y habilitó la solitaria carrera de Cristino Ronaldo; el portugués pisó con comodidad el área y aunque no definió de la mejor forma el zurdazo fue suficiente para estampar el 2-0.

La Juve estiraba a diez su diferencia con Lazio y se metía la Serie A en el bolsillo, sin embargo Milan tuvo una reacción impresionante para dar vuelta el marcador en apenas seis minutos. Todo arrancó con el penal “tecnológico” que el VAR marcó al juez Guida por mano de Bonucci; Zlatan Ibrahimovic cobró la boleta con derechazo cruzado a gol.

Tres minutos después un certero toqueteó dejó a Franck Kessié de frente al arco, el marfileño burló al desorientado fondo visitante con un amague certero y de derecha estampó el empate.

Y más, seis después del descuento Milan recuperó en campo propio y sacó la contra rápida, la defensa de la Juve se paró tras una infracción de Bonucci contra Rebic pero Rafael Leao aprovechó la ley de ventaja para robar, pisar el área y de derecha vencer a un Wojciech Szczensy en modo colador. De la nada a la gloria, del 0-2 al 3-2 en un puñado de minutos.

Juventus esbozó un intento de recuperación y Gianluigi Donnaruma le negó el empate a Rugani, sacándole un cabezazo difícil. Pero la visita estaba liquidada y Alex Sandro lo demostró regalándole la pelota en la salida a Bonaventura; el volante interceptó en plana área y tocó al punto penal, allí donde el croata Ante Rebic shoteó de zurda al 4-2 definitivo.

Grandísima victoria de Milan, que bajó al líder y al escolta con pocos días de diferencia. De todas formas el Diavolo suma 49 puntos en puestos de Europa League y será difícil que se meta en Champions, ya que 14 lo separan de Atalanta (-1) con 21 en juego. El domingo tendrá otro duelo importante visitando a Napoli en San Paolo.

Juventus en tanto recibió un fuerte golpe pero gracias a la sorpresiva derrota de Lazio mantiene su diferencia de 7 intacta en el primer lugar. Si bien la Juve pudo estirar su ventaja a cuatro partidos, será realmente difícil que se le escape su noveno Scudetto al hilo. El sábado visita a Atalanta, cuarto y uno de los mejores equipos de Serie A.      

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *