Foto: FIFA

La Azzurra festejó el tercer puesto obtenido en la Copa del Mundo que organizó en su casa tras derrotar por 2 a 1 a Los Tres Leones en Bari. Así también celebró que Salvatore Schillaci se consagró como el máximo goleador de Italia 90 en un encuentro plagado de groseros fallos arbitrales, para ambos lados, del francés Joel Quiniou.

En el global ganó muy bien Italia porque fue más que Inglaterra en el estadio San Nicola. Por ímpetu, por empuje, porque aprovechó la ausencia de Paul Gascoigne en Los Creadores y una serie de cambios que Bobby Robson decidió para darle descanso a jugadores históricos.

Dos tiros de Roberto Baggio de media distancia fueron una de las muestras que el dueño de casa ofrendó en la primera mitad. Peter Shilton, que contuvo muy bien los remates del hombre de la Juventus, también tuvo que brillar para desconectar un centro con destino de red enviado por Ciro Ferrara. El longevo guardameta manoteó la caprichosa, su palo diestro ayudó bastante, y la terminó completando Shillaci que no pudo controlar la caprichosa en una posición inmejorable.

«Totó» también fue uno de los que probó suerte pero halló una formidable respuesta del oriundo de Leicester que, tras revolcarse contra su caño izquierdo, desactivó el intento del máximo artillero de Italia 90. Los de Azeglio Vicini eran más que los de Robson que apenas habían asustado con un centro de Gary Lineker que no pudo llegar a conectar con precisión Peter Beardsley.

En la complementaria la tónica fue similar pero se potenciaron los fallos arbitrales. Italia abrió la cuenta a los 26 minutos cuando Baggio le robó de espaldas una pelota a Shilton. El guardameta le cometió infracción a «Robi» pero la redonda seguía en juego por lo cual Schillaci se adueñó del esférico y recibió una nueva infracción dentro del área. Quiniou no sancionó ninguno de los dos penales así como también obvió el alevoso offside de Baggio que, ya recuperado, capturó la número cinco e infló las redes para anotar el desopilante 1 a 0. Así, parecía que el asunto estaba completamente liquidado a Inglaterra se le escapaba el sueño del podio.

Los Creadores apostaron automáticamente en ofensiva. Robson introdujo los cambios y eso le dio rédito puesto a que el ingresado Neil Webb desbordó por izquierda y le metió un centro perfecto a la cabeza de David Platt que, al igual que frente a Bélgica, volvió a marcar en Italia 90 para darle algo de esperanza a los británicos. De hecho, al cotejo le faltaba poco para el final pero no hubo alargue porque el árbitro así lo quiso.

A cinco para el epílogo, Paul Parker enganchó a Schillaci en la puerta del área grande. El mismo juez que se había comido ya varios penales, observó que el zaguero que luego brillaría en el Manchester United lo derribó dentro y no dudó en sancionar la pena máxima. Baggio debía patear pero, de hacerlo, Schillaci debería compartir el premio al máximo goleador del Mundial con el checoslovaco, Tomas Skurhavy. Así que el quince le cedió la pelota al diecinueve y, «Totó» no solo convirtió, sino que también se convirtió en el máximo artillero de la Copa.

Quiniou aún tenía tiempo para un último horror en su arbitraje y fue para anularle un tanto completamente válido a Nicola Berti por un offside que jamás existió. Más allá de eso, el asunto en Bari ya estaba liquidado y, por lo menos, el dueño de casa, se quedaba con el premio consuelo.

Inglaterra se fue entre aplausos y lágrimas del Mundial de 1990 debiendo esperar 28 años para volver a llegar a semifinales y quedar dentro de los mejores cuatro. Italia, con el 2 a 1, obtuvo el tercer puesto que fue con una espina clavada sobre todo porque, en el global, fue el seleccionado que más puntos sumó en aquella inolvidable cita máxima.

ITALIA (2) – Zenga; Baresi, Bergomi, De Agostini, Ferrara, Maldini; Giannini, Ancelotti, Vierchwood; Baggio y Schillaci. DT: Azeglio Vicini.
INGLATERRA (1) – Shilton; Stevens, Walker, Parker, Wright, Dorigo; Mc Mahon, Steven, Platt; Beardsley y Lineker. DT: Bobby Robson.

ESTADIO: San Nicola (Bari)
GOLES: 26´ST Baggio (IT), 36´ST Platt (IN), y 41´ST Schillaci (IT)
ÁRBITRO: Joel Quiniou (Francia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *