INGLATERRA 3 – CAMERÚN 2: EL MEJOR PARTIDO DE ITALIA 90

Foto: FIFA

Aquellos que sostuvieron que se trató de una Copa del Mundo carente de emociones deportivas, olvidaron por completo lo que fue el cruce de cuartos de final entre Los Creadores y Los Leones Indomables. En tiempo suplementario, los de Bobby Robson vencieron a los de Valeri Nepomnyashchi y clasificaron a semis donde los esperaría la durísima Alemania.

Italia 90 fue el gran Mundial de Camerún. Por vez primera, un equipo africano jugaba entre los mejores ocho del globo terráqueo y, a decir verdad, tuvo contra las cuerdas a los que inventaron este deporte. Inglaterra supo sobreponerse, las crónicas dirán que triunfó con dos penales, pero lo cierto es que Edgardo Codesal obvió de cobrarle un tercero en favor de los europeos que, tal vez, hubiese liquidado el pleito en los 90 minutos reglamentarios.

Los Leones Indomables arrancaron mejor que Los Tres Leones en la noche de Nápoles. Peter Shilton evitó la caída de su valla tapándole un notable mano a mano a Francois Omam-Biyik. Un rato más tarde, Louis M´Fede despintó el caño derecho del longevo guardameta británico con un bombazo de 30 metros que estuvo muy cerca de convertirse en un golazo.

Inglaterra apeló a la máxima de las que no entran en un arco e ingresan en el opuesto. Iban 25 minutos del capítulo inicial cuando Stuart Pearce desbordó por flanco izquierdo, mandó el centro, y encontró el impecable cabezazo de David Platt que infló las redes de Camerún. El héroe de los octavos de final ante Bélgica le daba a los de Robson otra alegría sin imaginarse que todo se haría cuesta arriba en la complementaria.

El primer error arbitral de la noche se dio antes del cuarto de hora cuando Thomas N´Kono embistió a Platt pero el colegiado mexicano no sancionó la pena máxima. Para colmo, en la contra, Codesal sí vio una infracción de Paul Gascoigne dentro del área y marcó el penal para los africanos. Emmanuel Kunde desde los once metros marcó el empate a pesar del notable esfuerzo de Shilton que estuvo cerca de frenar el remate.

Camerún apretó el acelerador y dejó a Inglaterra cerca del nocáut. A los 20 minutos de la segunda mitad, Roger Milla esbozó una asistencia fantástica para que, el recintemente ingresado Eugene Ekéké, defina con clase y marque el 2 a 1 en favor del conjunto de Nepomnyashchi. Sorpresa nivel Mundial en el San Paolo que veía cómo otro gigante caía en manos de un sorpresivo elenco del continente negro.

Los Leones Indomables pudieron liquidar la historia pero Shilton tapó de manera providencial un mano a mano con Omam-Biyik y, en una reacción infantil, los Creadores encontraron el empate cuando el reloj ya empezaba a jugarle en contra. Un insólito foul de Benjamin Massing sobre Gary Lineker dentro del área le permitió al goleador del Totthenham hacerse cargo del penal y estampar el 2 a 2 con el que forjaba, agónicamente, el suplementario.

Los africanos tuvieron todo para ganarlo en el tiempo extra pero Shilton le tapó un cabezazo notable a Omam-Biyik y, más tarde, Trevor Steven salvó en la línea un intento del delantero del Stade Rennais de Francia. Y la máxima volvió a darse en Nápoles porque Lineker, más veloz que sus rivales, hilvanó un contragolpe para que N´Kono lo derribe y Codeseal señale el punto blanco de cal a once metros de la cueva. El máximo artillero de México 86 se apoderó del esférico, no le tembló el pulso, y escribió la página final de una de las historias más lindas de aquél Italia 90.

Ovacionado, Camerún dejó la Copa del Mundo marcando un antes y un después. Tras ese equipo de Nepomnyashchi empezó a decirse que había que tener muchísimo cuidado con los equipos del continente negro. Inglaterra, con el épico 3 a 2 en su favor, seguía avanzando en el certamen pero debía recuperar energías si es que quería doblegar a la firme Alemania que, a diferencia de ellos, no habían pasado por dos suplementarios e incluso, sin despeinarse, habían eliminado a Holanda y Checoslovaquia.

INGLATERRA (3) – Shilton; Pearce, Walker, Butcher, Parker, Wright; Barnes, Waddle, Platt, Gascoigne; y Lineker. DT: Bobby Robson.
CAMERÚN (2) – N´Kono; Massing, Ebwelle, Kunde, Tataw; M´Fede, Pagal, Libiih, Maboang; Makanaky y Omam-Biyik. DT: Valeri Nepomnyashchi.

ESTADIO: San Paolo (Nápoles)
GOLES: 25´PT Platt (I), 16´ST Kunde (C), 20´ST Ekéké (C), 38´ST y 14´PTS Lineker (I)
ÁRBITRO: Edgardo Codesal (México)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *