ATENAS (CÓRDOBA): UNA CAMPAÑA CON ALTIBAJOS

Por: Básquet VD

Por: Lautaro Santucci | @lautisantucci

La Asociación Deportiva Atenas se despidió de la competencia debido a la decisión de la Asociación de Clubes de dar por finalizada la temporada de la Liga Nacional. El Verde Griego jugó 25 partidos con un récord de 10 victorias y 15 derrotas, quedando en el puesto 16 y cerrando una campaña irregular con un sabor agridulce.

Desde el comienzo de la temporada, la dirigencia de Atenas apostó por una base juvenil potenciada por unas pocas fichas mayores. El Griego disputó el Súper 20 con solo un extranjero, jugó ocho partidos con cuatro victorias y cuatro derrotas, quedando eliminado en fase de grupos con un aceptable desempeño.

En el comienzo de la Liga Nacional, se sumaron algunos jugadores para reforzar el plantel que fueron muy importantes, como Elijah Robinson. Atenas empezó flojo y sufrió la lesión de Leonardo Lema en su hombro, los encuentros fueron duros y cerró el 2019 cosechando seis derrotas y tres victorias por La Liga.

El año nuevo le trajo un cambio de aire al equipo. Empezó ganando el derby ante Instituto y tuvo buenos partidos con el refuerzo extranjero Lee Moore. El verano tuvo a Atenas haciendo de local en la ciudad de Carlos Paz, para aprovechar las fechas turísticas con gran éxito debido al lleno total en todos los encuentros, con un récord de 2-2 en la ciudad cordobesa. Atenas fue irregular durante toda la campaña, sumando, sobre el final,  tres derrotas consecutivas de visitante. Hasta que, el 9 de marzo, derrotó a Peñarol por 90 a 71, en el que fue el último partido del Griego antes de la suspensión de la competencia.

A pesar de todo, la campaña de Atenas tuvo varios puntos a destacar. La gran figura y revelación de la temporada fue Horace Spencer, el pivot extranjero se adueñó rápidamente de la pintura Griega, liderando al equipo en puntos -13,9-, rebotes -11,6-, tapas -1,4- y valoración -19,9-, siendo clave tanto en el ataque como en la defensa del equipo del barrio General Bustos. Franco Baralle también fue clave en el equipo, haciéndose cargo de la conducción del juego y liderando al equipo con un promedio de 2,8 asistencias.

En una campaña irregular, Atenas sacó varias conclusiones positivas y potenció a varios juveniles, así que buscará hacer un borrón y cuenta nueva para la próxima temporada e intentar volver a los primeros planos.