UDINESE 2 – ATALANTA 3: ¡QUÉ «ZAPATA»ZOS DE MURIEL!

Foto: @Golombianos

El elenco Orobici-Dea se convirtió, por lejos, en el equipo sensación de Europa en la temporada 2019/20. A pesar de estar a doce unidades del puntero, los de Bérgamo demostraron ser la escuadra más vistosa del viejo continente y sumaron un nuevo triunfo con muchos goles tras derrotar por 3 a 2 al Bianconeri en Friuli.

Ochenta goles en veintiocho encuentros, para un país acostumbrado al catenaccio, supo posicionar al Atalanta de Gian Piero Gasperini entre las mieles de los amantes del deporte más maravilloso del globo terráqueo. El último domingo de junio sufrió su potencial un Udinese que le hizo frente, que tal vez mereció más, pero que se quedó con las manos vacías sin poder escaparse de la zona peligrosa de la tabla de posiciones.

Fue un verdadero partidazo en el Dacia Arena. Alejandro Gómez fue una jaqueca para su compatriota Juan Musso. Sin embargo, en la primera de la tardenoche, el ex Racing le tapó un buen intento al otrora Arsenal de Sarandí. Claro que el «Papu» no iba a darse por vencido y, a los 8 minutos del capítulo inicial, asistió con una delicia a Duvan Zapata que castigó con un remate cruzado para marcar el 1 a 0 en favor de la visita.

El conjunto Orobici-Dea tuvo situaciones para ampliar la diferencia con su gran clase ofensiva. Musso se lo tapó al ucraniano Ruslan Malinovskiy y, los que no entran en un arco terminan ingresando en el contrario. A la media hora del primer tiempo, y cuando ya habían emparejado las acciones, Kevin Lasagna puso el empate en una corrida formidable para quedar mano a mano con Pierluigi Gollini.

El 1 a 1 abrió el abanico y sendos equipso mostraron un nivel superlativo. Musso, a mano cambiada, se lo sacó increíblemente a Malinovskiy mientras que en el costado opuesto de la verde gramilla, Lasagna estuvo cerca de la hazaña cuando esbozó una vaselina mayestática que cayó en el techo del arco del elenco de Bérgamo.

La complementaria fue digna de alquilar balcones. El Udinese arrancó mejor y lo tuvo con dos intentos de Walace que, sin marca alguna y por derecha, le sacó astillas al palo derecho de Gollini y, más tarde, encontró la notable respuesta del guardameta del Atalanta. Preocupado, Gian Piero Gasperini metió cambios, y eso le terminó dando resultados por doquier.

Cuando la visita se acomodó mejor, tomó las riendas y consiguió lo que buscaba. Remo Freuler con un zurzado estuvo cerca de torer el rumbo pero Musso se lo sacó al volante de Suiza. Sin embargo, el ingreso de Luis Muriel fue clave para el Orobici-Dea. A los 25 minutos de la segunda mitad, el colombiano clavó un tiro libre supremo y con mucha rosca que se tornó inatajable para el portero surgido del predio «Tita» Mattiussi.

Los de Bérgamo ya ganaban 2 a 1 pero no aminoraban la marcha. Muriel exigió al uno Bianconeri con un zapatazo desde la medialuna pero el ex Racing respondió maravillosamente para mandarla al córner. Claro que, acto seguido, y en una hermosa combinación sudamericana, Gómez tocó para el delantero «cafetero» que metió un derechazo inatajable y empezó a bajarle la persiana al juego. Sólo hubo tiempo para que Lasagna anote el descuento a tres del final y ponga algo de suspenso en una contienda que ya tenía un amplio dominador.

Udinese sumó su noveno encuentro sin triunfos de los cuales tan solo sacó cuatro empates. La contracara en esta Serie A, el famoso Atalanta que acostumbró a propios y extraños con sus goleadas, se impuso por 3 a 2 en Friuli para conseguir su octava victoria al hilo que lo acomoda sin problemas en puestos de Champios pero, aún también, con el sueño de arrasar, dar el zarpazo, y arrebatarle el título a la Juventus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *