IRLANDA 0 (5) – RUMANIA 0 (4): DEPORTIVO EM»PAT» BONNER

Foto: FIFA

El Ejército Verde hizo su debut absoluto en Mundiales justamente en Italia 90. Y su pasión por el fútbol, sumado al prolijo esquema de Jack Charlton, les permitió llegar bien lejos en su primera cita mundialista. Clasificado a octavos de final después de empatar sus tres partidos iniciales, volvieron a cosechar una parda frente a la Tricolorii para luego pasar de ronda venciéndola 5 a 4 en la tanda de los penales.

Invicto. Así marchaba la República de Irlanda por los estadios tanos sabiéndose que no era más que nadie y, mucho menos, inferior al resto. Su arquero, Patrick Joseph Bonner, histórico del Celtic de Escocia, tuvo muchísimo que ver con ese espíritu gracias a sus soberbias actuaciones. Pero, por sobre todo, la tarde de «Pat» en Génova fue sumamente clave para que él y sus compañeros pudiesen eliminar a Rumania y meterse de lleno entre los mejores ocho países del globo terráqueo.

Los noventa minutos iniciales fueron mágicos. El elenco Dacio quería aprovechar que no le tocaba ningún «cuco» en el camino y, que el sorteo FIFA, les cayó en suerte para evitar a la durísima Holanda. Pero algunos destellos de Gheorghe Hagi y sin la presencia de Mario Lacatus que había acumulado tarjetas amarillas, el panorama no fue del todo claro para los hombres de Emerich Jenei.

En el arranque del juego, lo tuvo Rumania con un bombazo de Ioan Sabau que contuvo muy bien el arquero a pesar del misíl que había disparado el atacante del Feyenoord. No obstante, la más clara del capítulo inicial la tuvo Irlanda con un cabezazo de Tony Cascarino que llegó a desviar Kevin Sheedy y obligó a la magnífica reacción de Silviu Lung.

En la complementaria, sacando un cabezazo de Ray Houghton, los que llegaron con mayor claridad han sido los de amarillo. Pero Hagi, ex Real Madrid y Barcelona, convirtió a Bonner en figura al descolgar un bombazo de su ángulo superior derecho y, el otro, del costado izquierdo. Así, con las redes vírgenes, marcharon sendas selecciones al alargue y, por último, a la definición por penales.

Empezó pateando la Tricolorii que abrió la cuenta con Hagi. Igualó Sheedy para el Ejército Verde. Luego marcaron Houghton, Danut Lupu, Andy Townsend, Iosfi Rotariu, Tony Cascarino e Ioan Lupescu. Iban 4 a 4 y ni así se podían sacar ventajas. Pero en el quinto disparo para el cuadro Dacio, «Pat» le adivinó la intención a Daniel Timofte y le contuvo el remate. Y fue David O´Leary quien presentó una tarjeta perfecta para los de Charlton que estallaron en júbilo.

Rumania, que había celebrado no tener que medirse con Holanda, terminó quedándose en el camino frente a un combinado que hacía su debut absoluto. A puro empates, y gracias a los guantes de Bonner, la República de Irlanda ganaba 5 a 4 desde los doce pasos para meterse en cuartos de final de Italia 90 y desatar un festejo sin parangón por las calles y las cervecerías de su país.

IRLANDA (0) (5) – Bonner; Morris, Staunton, Mc Carthy, Moran, Mc Grath; Townsend, Houghton, Sheedy; Quinn y Cascarino. DT: Jack Charlton.
RUMANIA (0) (4) – Lung; Rednic, Klein, Andone, Rotariu; Lupescu, Popescu, Sabau; Hagi; Balint y Raducioiu. DT: Emerich Jenei.

ESTADIO: Luigi Ferraris (Génova)
GOLES: No hubo
PENALES CONVERTIDOS: IRLANDA – Sheedy, Houghton, Townsend, Cascarino y O´Leary // RUMANIA – Hagi, Lupu, Rotariu, Lupescu
PENALES FALLADOS: RUMANIA – Timofte
ÁRBITRO: José Roberto Wright (Brasil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *