TORINO 1 – PARMA 1: «SEPE»LEAN POR NO GANAR

@TorinoFC_1906

El Toro y los Cruzados igualaron 1 a 1 en el regreso de la Serie A tras el parate por la pandemia del coronavirus. Los locales cortaron una racha de seis derrotas al hilo pero desperdiciaron las claras chances de volver a la victoria. La visita, en contrapartida, no supo aprovechar las que tuvo para llevarse los tres puntos a la Emilia-Romaña.

Parecía que el descanso trimestral le había sentado bien al Torino. Desde el arranque propuso llevarse el protagonismo en el norte de Italia y hasta consiguió abrir la cuenta antes del cuarto de hora con un soberbio cabezazo del camerunés, Nicolás Nikoulon. Sin embargo, más tarde reaccionó el Parma y no sólo empató el pleito sino que además emparejó las acciones de dicha contienda.

Lo tuvo Jasmin Kurtic con un lindo bombazo que contuvo abajo Salvatore Sirigu. El andar de los Cruzados ya merodaba el demasía la cueva del Granate. Y así fue como a la media hora clavada Gervinho llegó hasta la raya de fondo y mandó un exquisito centro al corazón del área para que Juraj Kucka le rompa el arco al dueño de casa y clave el 1 a 1 que acompañaría a ambos hasta el epílogo.

En su afán de reacción, el Torino mostró sus mejores armas entre el final del capítulo inicial y el principio de la segunda parte. Lo que nunca imaginaron los hombres de Moreno Longo era que se toparían con una verdadera muralla en el arco del Parma que se erigió como figura indiscutida en la tardenoche sabatina del viejo continente.

Luigi Sepe le tapó un cabezazo a quemarropa a Lorenzo De Silvestri antes del entretiempo y más tarde brilló cuando arrancó la complementaria. El guardameta visitante se encargó de salvar su valla de un notable intento de Simone Zaza, en esa misma jugada le cometió un penal a Andrea Belotti y él mismo se encargó de frenar el disparo desde los doce pasos a Simone Edera.

Los locales entraron en una meseta y fue el otro portero, Sirigu, quien tuvo que intervenir en un par de ocasiones que gestó el nacido en Dinamarca, Andreas Cornelius. Sin embargo, fue el Granate quien volvió a tener una chance inmejorable para quedarse con la victoria aunque Edera caebecó de forma defectuosa en la puerta del área chica y vio como el esférico se perdía inexorablemente por línea de fondo.

El Parma dejó escapar una gran oportunidad de ganar frente a un equipo que venía de capa caída y así quedó un poco más lejos de lo deseado para volver a meter sus narices en las competencias internacionales. El Torino, con el 1 a 1, frenó su seguidilla de derrotas que había hilvanado previo al confinamiento de tres meses pero dejó en claro que está completamente peleado con la victoria en la Serie A italiana.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*