AUSTRIA 2 – ESTADOS UNIDOS 1: GOODBYE PARA LOS DOS

Foto: Bob Thomas Sports Photography via Getty Images

Se terminó el sueño de ambos en Italia 90 y fueron de los primeros en armar las maletas y regresar a sus hogares. Los Yankees comenzarían, desde entonces, una nueva y próspera época en un deporte que recibiría a la Copa del Mundo cuatro años más tarde. El Equipo Maravilla, más allá del triunfo por 2 a 1, culminaría meses más tarde un lindo ciclo conformado por Josef Hickersberger tras una dolorosa e inesperada derrota frente a Islas Feroe.

Ya no quedaban con chances ni Austria ni Estados Unidos. Los europeos, de todos modos, y a modo de dejar una mejor imagen, apostaron por un equipo súper ofensivo ante un elenco norteamericano que fue de menor a mayor en la cita máxima del deporte más apasionante del globo terráqueo.

Si hay algo que tal vez no se perdonará Bob Gansler fue haber perdido el último juego por un tema de velocidad. Lo aeróbico estaba bien trabajado en la escuadra Yankee pero los goles del Equipo Maravilla llegaron por grandes corridas que podían tranquilamente emular a Jesse Owens o, el extraordinario, Carl Lewis.

El 0 a 0 que acompañó a ambos al descanso generó algo de inquietud en Austria. El entrenador decidió sacar a su estrella, Toni Polster, y metió una pieza más en el mediocampo que sirvió para generar otro tipo de espacios por la bandas. Así fue como los europeos lograron entrarle a la férrea defensa de los Estados Unidos.

A los 4 minutos de la complementaria, una corrida fenomenal de Andreas Orgis, con pelota dominada alrededor de 50 metros, acabó con una linda definición mano a mano con Tony Meola. Los de Hickersberger ampliarían la diferencia con otra trepada digna del correcaminos cuando iban ya 18 de la etapa final. Nadie pudo detener a Michael Streiter por el flanco derecho y el volante nacido en Tirol mandó el cómodo centro al corazón del área para que Gerhard Rodax pusiera el 2 a 0.

Los Yankees, entregados desde el resultado pero con ánimos hasta el final, descontaron con una hermosa jugada elaborada que fue el fruto del gran trabajo hecho por Gansler y los jugadores en pos de aprender a sentirse profesionales. Cerca del epílogo, Peter Vermes leyó muy bien el pique al vacío de Tab Ramos. El oriundo de Uruguay llegó a línea de fondo y mandó el pase atrás para la solitaria llegada de Bruce Murray que no tuvo piedad y batió la resistencia de Klaus Lindenberger.

Austria se retiró de Italia 90 con la desazón de no llegar a más. Eran muchas las expectativas para un equipo que recién ganó en la última fecha. Ese 2 a 1 ante Estados Unidos significó también un quiebre a futuro para ambas selecciones. Lo cierto era que, hace exactamente 30 años, ambos países volvían a sus hogares eliminados de la Copa del Mundo.

AUSTRIA (2) – Lindenberger; Aigner, Pecl, Pfeffer, Artner, Streiter; Herzog, Zsak; Orgis, Polster y Rodax. DT: Josef Hickersberger.
ESTADOS UNIDOS (1) – Meola; Doyle, Banks, Windischmann, Armstrong, Balboa; Harkes, Ramos; Caligiuri, Vermes y Murray. DT: Bob Gansler.

ESTADIO: Artemio Franchi (Florencia)
GOLES: 4´ST Ogris (A), 18´ST Rodax (A), y 38´ST Murray (E)
ÁRBITRO: Jamal Al Sharif (Egipto)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*