BRASIL 1 – COSTA RICA 0: UNA MACUMBA A BASE DE CONEJO

Foto: FIFA

Ganó y para la estadística lo hizo sólo por 1 a 0. Sin embargo la Verdemarelha se cansó de estrellar intentos en los palos y de toparse con la muralla tica llamada Luis Gabelo Conejo. El triunfo le permitió al Scratch meterse en octavos de final sin imaginarse que los arcos de Turín quedarían embrujados hasta quedar eliminados con Argentina en un partido bastante parecido pero con final diferente.

Las chances de sacar al menos un empate para Costa Rica eran prácticamente nulas. El triunfo ante Escocia del debut les había dejado algo de expectativas pero Brasil tenía material de sobra como para liquidarlo en casa de la Vecchia Signoria. Y si bien la victoria fue escueta, las oportunidades que tuvo la escuadra de Sebastiao Lazaroni han sido infinitas.

Los ticos no vistieron con la tradicional camiseta colorada. Algunos, por cábala, le habrán caído al gran Bora Milutinovic por ese cambio pero la intención de lucir una pilcha albinegra fue para homenajear al Club Sport La Libertad, pioneros del fútbol en América del Centro, y de paso ganarse el cariño de los tifosi de la Juventus por el diseño similar al del poderoso club italiano.

El partido se jugó en un sólo arco. O mejor dicho en dos. El primer tiempo en el que defendía Conejo y, el segundo, en el que custodiaba el mismo guardameta que se convirtió en estrella indiscutible. La formidable actuación ante Brasil le permitió al arquero de Costa Rica una transferencia al Albacete de España.

Cuando recién arrancaba el encuentro, Alemao sacó un bombazo descomunal de casi 30 metros que el arquero tico desarticuló volando y revolcándose por el verde césped de Turín. Acto seguido Dunga descargó para Jorginho que trepaba por la banda derecha como una locomotora. El centro del zaguero del Bayer Leverkusen le cayó a Careca que castigó con toda la cueva desguarnecida pero su intento dio en el palo. La caprichosa volvió al delantero del Nápoli que tuvo un 2 por 1 imperdible en esa ocasión pero, el compañero de Diego Maradona en el calcio, la mandó por arriba del travesaño.

Los tiros de esquina se repetían y llevaban riesgo pero Conejo despejaba todo lo que cayese llovido sobre su área. Valdo pudo abrir la cuenta con un misíl que le sacó astillas al parante diestro de la retaguardia de Costa Rica. Era todo de Brasil y el premio no tardaría en llegar. A los 33 minutos, Mozer saltó entre dos rivales dentro del área grande, la pelota quedó boyando en zona candenten, y Müller con un zapatazo seco infló las redes para marcar el merecido 1 a 0.

Cuestionados y silbados en la victoria ante Suecia, la Canarinha sabía que debía ir por más para recomponer la relación con su gente. Pero el uno centroamericano voló por descolgar un tiro libre de Valdo que se metía contra su ángulo superior derecho y así lograron los de Milutinovic irse al descanso abajo por la mínima diferencia en cancha de la Juventus.

La sal que tuvo Brasil continuó con creces en la complementaria más allá del triunfo final. Ricardo Gomes ganó de cabeza en un tiro de esquina pero sus buenas intenciones chocaron con el palo derecho de Costa Rica. Más tarde Valdo le sacó astillas al vértice zurdo con un bombazo venenoso. Los de Lazaroni estaban más cerca del quinto que del segundo a esa altura.

El travesaño de manera milagrosa volvió a salvar a los ticos en una situación inmejorable. Luego fue Conejo el que contuvo un doble mano a mano en la misma jugada, primero a Careca y después a Müller. Alemao, en una corrida imparable, también contó con una posibilidad clave pero su fortísimo tiro fue desviado por el arquero que ya era figura a esa altura de la tarde.

La Verdeamarelha siguió yendo al frente. Mózer le quemó los puños al arquero centroamericano en un tiro libre. Lazaroni quería más goles y tiró en cancha a Paulo Silas y Bebeto. Era una tromba carioca pero algo externo, como la mala suerte, no les permitió ampliar la ventaja en el Delle Alpi.

Brasil se clasificó y punto. Jugó muchísimo mejor que contra Suecia pero solamente venció por 1 a 0 a un rival que por lo visto en cancha mereció golearlo. La sal para la Canarinha de los palos se repetiría ocho días más tarde, contra Argentina, y con un resultado adverso. Costa Rica ya los había golpeado. Y no todos los «Conejo» han sido de la buena suerte.

BRASIL (1) – Taffarel; Jorginho, Ricardo Gomes, Branco, Mózer, Mauro Galvao; Alemao, Dunga, Valdo; Careca y Müller. DT: Sebastiao Lazaroni.
COSTA RICA (0) – Conejo; Flores, González, Chaves, Montero; Ramírez, Gómez, Marchena, Chavarría; Cayasso y Jara. DT: Bora Milutinovic.

ESTADIO: Delle Alpi (Turín)
GOLES: 33´PT Müller (B)
ÁRBITRO: Neji Jouini (Túnez)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *