ARGENTINA 0 – CAMERÚN 1: MILAN-BIYIK

Foto: AFP

El campeón reinante tuvo un mal debut en Italia 90 y el globo terráqueo entero se burló de la performance Albiceleste ante los Leones Indomables que ganaron su primer partido de la historia en una Copa del Mundo. Con gol de Francois Omam-Biyik, los africanos dieron la nota en el Giuseppe Meazza festejando alocadamente un inesperado 1 a 0.

La estrella de la tarde, Diego Maradona, tuvo una jornada para el olvido. Derribado cada vez que intentaba hacer sus genialidades, el ex Argentinos Juniors, además tuvo el púbico en contra debido a la gran rivalidad que tiene el norte con el sur en el país anfitrión. Más allá de las patadas, la superioridad atlética del conjunto de Valeri Nepomnyashchi terminó marcando la diferencia.

Argentina tuvo en el arranque del juego una situación clara pero volvió a demostrar su falta de oficio en el ataque. Iban 2 minutos cuando Abel Balbo quedó prácticamente mano a mano pero la pelota le quedó detrás de sus piernas y se vio obligado a sacar un incómodo disparo que desvió con sus piernas Thomas N´Kono.

Camerún apostaba a frenar el juego con falta y su rival volvía a aproximarse con un cabezazo de Oscar Ruggeri que se perdió por línea de fondo. Sin embargo, una vez que los africanos encontraron la ventaja de su velocidad y su musculatura, empezaron a hacerse fuertes y a plantársele de igual a igual al campeón del mundo.

La más clara del primer tiempo le correspondió a los Leones Indomables cuando Cyrille Makanaky superó a Nery Pumpido y Juan Simón terminó despejando en la línea lo que hubiese sido el 1 a 0 para los del continente negro. Más tarde, el ex guardameta de River Plate, tuvo que esforzarse para rechazar contra su parante diestro un lindo remate a colocar de Omam-Biyik. A esa altura, el empate era justo y ambos mostraban sus armas en las áreas ya que también lo tuvo Jorge Burruchaga pero llegó milésimas más tarde que el arquero del equipo de Nepomnyashchi.

Bilardo comprendió que era hora de perdonar a Caniggia que estaba en el banco de suplentes por algún comportamiento de adolescente durante la concentración. En el descanso metió al «Pájaro» y el pibe de Henderson parecía darle rédito. Las patadas no sólo iban a Maradona sino también al atacante que brillaba en el Atalanta de Bérgamo. Sin embargo, entre los silbidos de los milaneses contra el Diego y el arbitraje del francés Michel Vautrot que era bastante tacaño con las tarjetas, los cameruneses tomaban ventaja de ello.

Con los argentinos revolcándose por el suelo, quienes tuvieron las jugadas más claras fueron sus oponentes. Los Leones Indomables se quedaron con diez jugadores cuando Andre-Kana Biyik derribó de atrás al «Hijo del Viento» en una de sus eternas corridas con balón dominado. Al partido le quedaba media hora y la mesa parecía estar servida para los del «Narigón» pero nada de eso sucedió.

Iban 21 de la complementaria cuando Camerún tuvo un tiro libre en su favor. El envío aéreo no revistía peligro alguno. Siquiera parecía llevar riesgo cuando Omam-Biyik fue el único que pegó el salto, le ganó claramente la marca a Roberto Sensini, y conectó de cabeza. No obstante, Pumpido puso sus manos contra el césped del Giuseppe Meazza y como si tuviese los guantes llenos de jabón vio como el esférico se escurría de sus extremidades para besar la red y desatar la locura africana.

Con el marcador en contra, Bilardo sacó a «Boquita» tras su error defensivo y apostó a un esquema ofensivo bastante inusual. Con Gabriel Calderón en cancha, la Albiceleste no tuvo tampoco ideas para iquietar a N´Kono. Y las más claras siguieron siendo del elenco de Nepomnyashchi que, pudo liquidarlo con un bombazo de Makanaky y con un contragolpe del ingresado Roger Milla, terminó conformándose con el ajustado triunfo y con otro expulsado tras la famosa patada criminal que le propinó Benjamin Massing a Caniggia.

Camerún no tuvo más que esperar el silbatazo final del francés Vautrot y celebrar con su gente el inolvidble 1 a 0 sobre un seleccionado que estrenaba, de la peor manera, su corona conquistada en México 86. Argentina padeció el juego en Milan, su nivel fue tapa de todos los diario, y el Mundial de Italia 90 ya empezaba con su show.

ARGENTINA (0) – Pumpido; Fabbri, Lorenzo, Sensini, Ruggeri, Simón; Batista, Basualdo, Burruchaga, Maradona; y Balbo. DT: Carlos Salvador Bilardo.
CAMERÚN (1) – N´Knono; Massing, Ebwelle, Kunde, Tataw Ndip; Kana-Biyik, Mbouh, Mfede; Omam-Bikik y Makanaky. DT: Valeri Nepomnyashchi.

ESTADIO: Giuseppe Meazza (Milán)
ÁRBITRO: Michel Vautrot (Francia)
GOLES: 21´ST Omam-Biyik (C)
EXPULSADOS: Kana-Biykik (C) y Massing (C)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *