CHECOSLOVAQUIA: UN SEXTO PUESTO PARA QUEDAR EN LA HISTORIA

Foto: Info Deportes

La época dorada del fútbol en Checoslovaquia parecía apagarse con la historia política de ese país. Brilló a la par de Hungría en décadas donde sus jugadores marcaban la diferencia. Sin embargo, y casi de la mano con el andar de Yugoslavia, la década del ochenta no tuvo lindos recuerdos a excepción de su último Mundial. En su despedida, que fue en Italia 90, los Bohemios redondearon un inolvidable sexto puesto.

La geografía europea fue mutando notablemente durante el último siglo del milenio. Grandes bloques con diferentes regiones seguían ciertos ideales que no les permitía siquiera pensar en fragmentarse. La caída del Muro de Berlín, le Perestroika de Gorbachov y el fin de la Unión Soviética también fueron fuente de inspiración para aquellos que querían otro tipo de libertades.

Cuando acabó la Primera Guerra Mundial se creó la República de Checoslovaquia. El crecimiento a nivel deportivo pudo verser con creces con un segundo puesto en Italia 1934 y un subcampeonato en Chile 1962. No obstante, aquél desempeño en Sudamérica marcó el fin de una era para renacer a finales de los setenta conquista la Eurocopa disputada en Yugoslavia en 1976 y salir airosos con un tercer puesto en Italia 1980. No obstante, no volvería a tener roce internacional hasta una década más tarde.

Clasificó a su última Copa del Mundo en un grupo con Bélgica que era uno de los cucos y dejando afuera a elencos como Portugal, Suiza, y claro estaba, Luxemburgo. Y en la lista de buena fe que confeccionó Jozef Venglos aparecían nombres como la juventud de Tomás Skuhravy que, tras un gran Mundial, mudó sus goles al Genoa, y el de Lubos Kubík que jugaba en Fiorentina y más tarde tuvo un paso por el fútbol de Francia y Alemania.

Arrasó en el debut de Italia 90 con un 5 a 1 inapelable ante Estados Unidos. Cinco días más tarde aseguró su clasificación a la siguiente ronda tras vencer por 1 a 0 a Austria con otro gol de penal de Michal Bílek. Y para cerrar la zona de grupos tropezó con el dueño de casa en un encuentro que lo privó de quedarse en Roma y lo llevó a disputar los octavos de final a Bari. Allí lo esperaba Costa Rica acabándose la sorpresa de los ticos y abriéndole paso a los Bohemios con un 4 a 1 producto de un hat-trick de Skuhravy.

El fin del sueño mundialista y de su historia en la máxima cita bajo el nombre de Checoslovaquia llegó un 1 de julio. En Milan, Alemania pulverizó los sueños del elenco de Venglos con un 1 a 0 a través del disparo de Lothar Matthäus desde los doce pasos. El sexto puesto final en Italia 90 fue un broche de otro para un país que dio mucho desde lo deportivo y luego, por esas cuestiones ideológicas, tuvo que fragmentarse en República Checa y en Eslovaquia.

LISTA DE BUENA FE DE CHECOSLOVAQUIA EN ITALIA 90

1 – Jan Stejkal (Sparta Praga)
2 – Július Bielik (Sparga Praga)
3 – Miroslav Kadlec (TJ Vitkovice)
4 – Ivan Hasek (Sparta Praga)
5 – Jan Kocian (St. Pauli de Alemania)
6 – Frantisek Straka (Borussia Mönchengladbach de Alemania)
7 – Michal Bílek (Sparta Praga)
8 – Jozef Chovanec (PSV de Holanda)
9 – Lubos Kubík (Fiorentina de Italia)
10 – Tomás Skuhravy (Sparta Praga)
11 – Lubomir Moravcik (Plastika Nitra)
12 – Peter Fieber (Dunajská Streda)
13 – Jiri Nemec (Dukla Praga)
14 – Vladimir Weiss (Inter Bratislava)
15 – Vladimir Kinier (Slovan Bratislava)
16 – Viliam Hyravy (Baník Ostrava)
17 – Ivo Knoflicek (St. Pauli de Alemania)
18 – Milan Luhovy (Sporting Gijón de España)
19 – Stanislav Griga (Feyenoord de Holanda)
20 – Václav Nemecek (Sparta Praga)
21 – Ludek Miklosko (West Ham United de Inglaterra)
22 – Peter Paluch (Plastika Nitra)

DT – Jozef Venglos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *