EINTRACHT FRANKFURT 3 – FRIBURGO 3: CHANDLER LE ROBÓ LA RISA A FRIENDBURGO

Imagen: Prensa Frankfurt

Las Águilas recibieron a los Brasileños de Brisgovia en la fecha 28 de la Bundesliga, en un juego atrapante, con muchos goles y muchísimas aproximaciones por parte del local, que se encontró en desventaja hasta el final cuando el estadounidense Timothy Chandler, de mismo apellido que el personaje del show televisivo Friends, marcó el empate.

En el inicio se mostraron los lineamientos de lo que sería la jornada, con varias jugadas peligrosas que salvaron los porteros. Pero a la media hora de juego, tras una jugada colectiva con muchos pases precisos, Vicenzo Grifo quedó a la izquierda de la medialuna del área rival y sacó un derechazo tremendo que se incrustó en el ángulo y abrir la cuenta para el Friburgo.

Poco le duró la ventaja, ya que cinco minutos más tarde, el japonés Daichi Kamada recibió con libertad en el costado izquierdo del ataque y tras eludir a un defensor, ejecutó un tiro a colocar al segundo palo, el cual logra ser desviado por el arquero Alexander Schwolow, pero con mucha intuición, André Silva supo leer el rebote del balón y supo ubicarse para empujarlo con la cabeza hacia el arco libre y marcar la igualdad.

Ya en el complemento, los visitantes fueron a recuperar la superioridad en el marcador y así lo consiguieron a la hora de partido con un centro preciso que llegó desde un tiro libre ejecutado por Christian Günter y fue directamente a la cabeza de Nils Petersen quien de palomita mandó la redonda al fondo de la red. Nueve minutos más tarde llegó el tercero desde un contraataque comandado por Grifo, el cual envió un pase perfecto a la carrera de Lucas Holer y el delantero con mucha maestría definió con el pie abierto al primer palo para vencer al arquero Kevin Trapp.

La intensidad el Frankfurt fue creciendo a medida que pasaban los minutos y diez vueltas al reloj pasadas de la ventaja de los visitantes, llegó el descuento a manos del nipón Kamara, quién aprovechó una muy mala salida de la zaga central del Friburgo y con un simple empujón a la pelota en el área chica mientras el defensor intentaba controlarla, bastó para marcar. 

La arremetida local fue tal, que lograron aprovechar la confusión de los dirigidos por Christian Streich y en solo cuatro minutos lograron empatar el partido a partir de un centro de Filip Kostic que cruzó toda el área de los visitantes y Timothy Chandler se ubicó como último hombre, para llegar a desviar la dirección de la bola al deslizarse por el césped y marcar el 3 a 3. A pesar de que siguieron llegando al arco de Trapp, las Águilas no pudieron volver a marcar y debieron contentarse con la igualdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *