TIGRE: A 40 AÑOS DE LA ÚNICA VEZ QUE ENFRENTARON A MARADONA

Foto: @santiagosantin

Lo quería el Barcelona, era campeón juvenil con Argentina, Coca Cola ya tenía un contrato firmado en exclusiva con el pibe que nada lo tuvo en Villa Fiorito pero todo lo tendría en el resto del mundo. Su simple presencia causa revuelo en cualquier escenario y, por eso mismo, no faltó quien quisiera disfrutarlo alguna vez aunque sea en la vereda contraria. Un 25 de mayo de 1980, hace exactamente 40 años, Diego Armando Maradona enfrentaba por única vez al Matador de Victoria.

Aquél Metropolitano de 1980 tenía la presencia de Tigre, flamante ascendido, que no iba a poder hacer pie y se despediría tempranamente de las mieles de la máxima división del fútbol argentino. Sólo cinco triunfos en ese certamen condenaron a los del norte del Gran Buenos Aires con una particularidad de la cual no se olvidarán jamás: derrotaron a Boca por 2 a 0, a Vélez en Liniers por 3 a 2, a All Boys, a Colón de Santa Fe y a Unión de dicha provincia.

Más allá de la floja campaña del Matador, había una realidad en ese certamen y era que toparse con Argentinos Juniors era más que una jaqueca. La simple presencia de «Pelusa», máximo goleador del Metro 80, ya trastornaba a cuantos rivales pudiesen interponerse en el trayecto. Sin embargo, a River le sobró tela para ser campeón con holgura mientras que el Tifón de Boyacá terminaba segundo, sólo un punto por encima de Talleres de Córdoba y Platense.

Un 25 de mayo, hace exactamente cuatro décadas atrás, los de Victoria padecieron a la escuadra de La Paternal. Una fecha patria que, a pesar del feriado, tuvo su jornada completa de Primera División en la cual Argentinos Juniors ofició de local en cancha de Atlanta y venció por 2 a 1 a Tigre con un gol, claramente, de Maradona.

Si algo más épico le faltaba a la definición del Diego en Villa Crespo era, como se ve en la foto, dejar desparramado por el suelo a un ex compañero suyo con quien supo ser campeón juvenil en Japón 1979. Sergio García no pudo hacer nada para evitar al intrépido atacante que más tarde descollaría en Boca, el Barcelona, Nápoli y el Sevilla.

Fue la única vez que Maradona se enfrentó a Tigre ya que, en Victoria, no estuvo entre los concentrados pero sí se apersonó en el José Dellagiovanna para festejar con sus compañeros el subcampeonato obtenido con Argentinos Juniors. Aquél gol, y aquella tarde otoñal, quedará para siempre en la memoria de los hinchas del Matador. Más allá de la derrota hace 40 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *