CHACO FOR EVER: «COMO LO GANÓ FOR EVER, ES PRÁCTICAMENTE SALIR CAMPEÓN»

Venía de meter 16 goles para lograr un ascenso histórico del Nacional B a Primera. Su efectividad no caducó, las piernas no le temblaron, tenía experiencia de lo que era transitar las canchas de la elite del fútbol argentino. Había sido campeón con Ferrocarril Oeste pero, desde 1987, se probó la pilcha Albinegra para entrar en los corazones del gran conjunto de Resistencia. Hugo Mario Nóremberg fue sinónimo de esos años dorados para Chaco For Ever. Y si bien no pudo estar en aquél desempate por la permanencia ante Racing de Córdoba, no se olvida del 5 a 0, y recuerda ante los micrófonos de Vermouth Deportivo lo que fue aquella campaña inolvidable donde el Negro se aseguró seguir una temporada más codeándose con los grandes de la República Argentina.

Vermouth Deportivo: Se cumplen 30 años de aquél 5 a 0 con Racing de Córdoba. Más allá del enorme resultado anecdótico, ¿qué recuerdos tiene de aquél campañón del Negro?
Hugo Mario Nóremberg: Veníamos de salir campeones de ese torneo en el Nacional B que le ganamos a Lanús y nos tocaba jugar en Primera. Veníamos, por momentos bastante bien, después nos entramos a complicar. Llegamos a la última fecha, íbamos ganando 1 a 0, y nos empató Vidal González en el último minuto (NdR: 1 a 1 vs Argentinos Juniors). Por eso mismo tuvimos que ir al alargue con Racing de Córdoba. Ese partido no lo pude jugar porque estaba lesionado así que me quedé en Resistencia, escuchándolo, y sufriendo como todo el mundo. Era jugarse la categoría que tanto había costado conseguir así que, a medida que iban pasando los minutos y que los muchachos estaban haciendo un partido bárbaro, entraron los goles. El 1 a 0, el dos, el tres y ahí es cuando uno empezó a darse cuenta que la posibilidad de quedarse estaba pero nunca se pensó en un 5 a 0, era un resultado que no lo esperaba nadie. Por suerte se pudo dar y quedarnos en Primera.
VD: Fue un 5 a 0 y sin el goleador que era justamente Hugo Mario Nóremberg… ¿si te tocaba jugar hubiese sido más abultado el resultado?
HMN: Sí, por ahí o por ahí no. Si me tocaba jugar posiblemente hubiese hecho algún gol. Dolía no poder jugar ese partido y no poder ayudar a los compañeros después de tanto sacrificio en el año para poder mantener la categoría y jugar con los equipos más grandes. Tanto sufrimos para poder llegar a Primera División donde perdimos un octogonal con Belgrano de Córdoba, una final con San Martín de Tucumán, y recién se nos dio en el tercer año. Tanto sacrificio para bajar en el primer año, la verdad es que era duro. Uno siempre quiere estar, quiere jugar, pero no estaba en concidiones y había once compañeros que estaban mejor que yo así que jugaron otros.
VD: Sacando tal vez ese 7 a 1 con Independiente que puede resultar atípico, ese equipo le ganó a Racing y a San Lorenzo, le empató a Boca, le hizo frente a River. Vos le hiciste un gol al Xeneize en la Bombonera. ¿Tenían con qué quedarse?
HMN: Sí, teníamos un buen equipo pero veníamos de un Nacional B que era totalmente diferente a lo que era la Primera División. Ahora, por ahí, estás en un Federal A y estás jugando con un equipo de Primera y le hacés partido. No digo a nivel individualidades pero sí hoy en día se equiparó en lo físico. En este momento, Chaco For Ever era un equipo que ascendió del Nacional B a Primera, se reforzó con algunos jugadores, pero había que mantener la categoría, era difícil. Jugar, en ese momento, con todos los grandes, era complicado mantener la categoría. Se pudo hacer y, lamentablemente, el otro año sí descendió For Ever. Yo, en esa temporada, no estuve porque me había ido a Turquía a Jugar y no participé del segundo campeonato que se jugó en Primera. Para un equipo del interior, mantener la categoría, era complicado en ese momento. Hoy, es lo mismo, pero los equipos se refuerzan de otra manera, tiene otro potencial económico, se trabaja de otra forma también.
VD: ¿Qué recuerdos tenés de Chaco For Ever y del cariño de la gente de Resistencia?
HMN: Tengo los mejores recuerdos. Yo me fui de Ferro después de estar siete años en el club, donde logramos un campeonato, dos subcampeonatos. Después se empezó a desarmar el equipo en Ferro y me vinieron a comprar. No me pusieron de entrada, tuve varias fechas en las que no metía goles, y después empecé a mejorar, a meter goles. Tengo los mejores recuerdos porque siempre peleamos por algo. O entrábamos en el octogonal, o en la final, o ganábamos el campeonato en el tercer año. Por suerte metí muchos goles y la gente se acuerda bien de mí. Yo tengo el mejor recuerdo de la gente del Chaco y del club.
VD: Saliste campeón con Ferro en Primera y con Chaco For Ever en el Nacional B. Ahora… ¿mantener la categoría se festejar tanto como una vuelta olímpica?
HMN: Sería casi lo mismo, al revés pero lo mismo. En vez de pelear arriba y salir campeón, peleás ahí abajo y te salvás. No es lo ideal que quieren los equipos, no es lindo llegar a la última fecha para pelear. Pero cuando lo ganás y te quedás en Primera como lo ganó For Ever es prácticamente salir campeón porque mantenés la categoría. La gente se volvió loca en Resistencia, en la cancha de Boca había muchísima gente de Chaco. La verdad, las dos cosas, de distinta manera, pero se celebran igual. Salir campeón es lo máximo que puede querer un jugador de fútobl pero tratar de mantener la categoría y no irte al descenso también, no lo quiere hacer nadie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *