INDEPENDIENTE: A 48 AÑOS DE LA TERCERA LIBERTADORES

Gentileza: El Gráfico.

Gentileza: El Gráfico.

24 de mayo de 1972. Hace 48 años comenzaba escribirse una página más de la gloriosa historia de la institución de Avellaneda. Y sería el inicio de una seguidilla de éxitos que daría a los denominados «Diablos Rojos» la posibilidad de impulsarse al mundo de los logros internacionales, lugar del cuál no se despegaría nunca más.

La edición de la Copa Libertadores de 1972 otorgó dos cupos a cada país participante, excepto a Uruguay. Mientras que de todas formas, logró que ingresen dos equipos del territorio oriental: Nacional ingresó como ganador de la anterior Copa Libertadores (que obtenía acceso directo, un cupo aparte) y Peñarol ganó su cupo como subcampeón del campeonato uruguayo (el campeón vigente también era Nacional).

Por Argentina ingresaban Rosario Central (campeón del Campeonato Nacional de 1971) y el Club Atlético Independiente (ganador de la Liguilla Pre-Libertadores 1971).

En la mencionada liguilla, el «Rojo» vencía por 1-0 en la final a San Lorenzo, en un partido disputado en «La Bombonera». El gol de la victoria lo anotaría José Omar Pastoriza, un 29 de Diciembre de 1971, año en el cuál sería proclamado «futbolista argentino del año» por el «Círculo de Periodistas Argentinos» en el marco de los Premios Olimpia.

Dentro de la fase de grupos perteneciente a la Primera Fase de la Copa Libertadores 1972, el elenco dirigido por Pedro Dellacha compartiría el grupo número 1 junto a: Rosario Central, Independiente de Santa Fé y Atlético Nacional. El «Rojo» finalizaría la fase como único puntero con 10 puntos en 6 partidos disputados y una diferencia de gol de +8.

La modalidad de la competencia era diferente, la segunda fase constaba de dos grupos de tres equipos (los mejores de la anterior etapa). En dicha instancia, Independiente también finalizó primero, compitiendo ante San Pablo de Brasil y Barcelona de Ecuador. De esta forma accedió a la final ante el ganador del grupo de enfrente: Universitario de Perú.

La final se disputaba a modalidad de ida y vuelta. El primer choque fue en el Estadio Nacional de Lima, un 17 de mayo. Independiente formó con: Santoro en el arco; Commisso, Sá, Garisto y Pavoni en la línea defensiva; Pastoriza, Raimondo, Semenewicz y Balbuena en el centro del campo y Mircoli junto a Saggioratto en la delantera.

Un 0-0 rotundo y cerrado plasmó el buen nivel de ambos elencos a lo largo de toda la competencia. En lo que fue un duro y áspero encuentro, el rojo se volvía a Avellaneda con las esperanzas intactas de seguir haciendo historia.

Llegaba el día: un 24 de mayo, en la famosa «Doble Visera», Independiente recibía a Universitario con un cambio en la formación que sería determinante. Eduardo Maglioni ingresaba al once titular, enviando al banco de suplentes a Dante Mircoli (que bien supo disputar la anterior final).

Maglioni sería determinante: a los 6 minutos de comenzado el encuentro pondría el 1-0 para hacer delirar a todos los hinchas del incipiente «Rey de Copas». Y sentenciaría el asunto a los 61 minutos de partido. Doblete en la final para poner en lo más alto del plano continental a Independiente. El descuento que daría cifras finales al marcador sería anotado por el peruano Percy Rojas (uno de los goleadores de aquella edición) faltando diez para el pitazo que concluiría la cita futbolística.

Independiente conseguía su tercer Copa Libertadores, dando continuidad a un romance que no tendría final: las siguientes tres ediciones de la copa más importante a nivel clubes dentro del continente también serían parte de las vitrinas de Independiente de Avellaneda. Las dos anteriores habían sido obtenidas en 1964 y 1965.

El «Rojo» obtuvo la séptima (y última) en 1985, convirtiéndose en el club que más veces campeonó en el torneo en cuestión. Al día de hoy continúa siendo quien conserva el privilegio, sin ser superado a pesar de no ganar el título hace más de 35 años.

Sin dudas, la copa de 1971 abrió la puerta a la aparición de ídolos que se volvieron leyendas, momentos que se tornaron inolvidables y gritos de gol que se escuchan al día de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *