gtag('config', 'UA-63643000-1');

ALL BOYS: A DIEZ AÑOS DEL HISTÓRICO REGRESO A PRIMERA

Foto: @diarioole

Tenía una parada brava pero ese equipo iba al frente como pocos. Jugaba de memoria, se conocían, venían de tener formidables campañas en la B Metropolitana y también en la B Nacional. Sin embargo, a la hora del escollo más duro, apareció la unión del grupo para doblegar a Rosario Central por 3 a 0 en Arroyito un 23 de mayo de 2010. Hoy, hace exactamente una década, el Albo volvía a Primera.

El nerviosismo que no le jugó en contra a All Boys en Floresta, sí le hizo temblar el puslo a Rosario Central frente a su gente. Las dudas de Hernán Galíndez volvieron a repetirse pero, a diferencia del cotejo de ida, en el arranque optó por no salir a cortar un lateral y terminó yendo a buscar la pelota adentro tras una sutil emboquillada de Marcelo Vieytes.

Iban 7 minutos del primer tiempo y los hinchas visitantes de pellizcaban aunque también comprendían que había mucha tela por cortar. Además, el fanático del Albo no quería volver a padecer un flojo arbitraje como el que habían tenido en el Islas Malvinas. Paciencia, perserverancia y optimismo era lo que reinaba dentro y fuera de la cancha para los hombres de José Santos Romero.

Cuando el reloj marcaba 43 del capítulo inicial, una de las grandes apuestas de «Pepe», dio resultado en un partido tan decisivo. La experiencia de Mariano Campodónico le permitió estirar la diferencia a All Boys tras aprovechar un rebote de Galíndez. Y ya el 2 a 0 no sólo le hacía aumentar la fe a los de Buenos Aires sino entrar en cólera a los de Santa Fe que debían, mínimamente, empatar en la complementaria.

Una muestra del descontrol que tenía Rosario Central fueron los tres cambios que introdujo Leonardo Carol Madelón durante el entretiempo. Afuera Santiago García, Diego Chitzoff y Milton Caraglio. Adentro un esquema más ofensivo con Federico Carrizo, Jonatan Gómez, y Emilio Zelaya. De todos modos fue tarde. All Boys comprendía que, haciendo su juego, el ascenso a Primera era casi un hecho.

Los de Romero aguantaron los embates del Canalla en el inicio de la complementaria, jugaban lejos del arco de Galíndez, pero sabían también que, sin desesperarse, lograrían mucho más. Y así fue, porque a los 20 de la segunda parte, el Albo tuvo un córner a su favor que viajó al segundo palo. Allí estaba Cristian Vella, cómodo, sin marcas, para sacar un violento y seco remate que desató la locura de todo el público visitante.

All Boys liquidó el partido con el 3 a 0, se llevó la serie por 4 a 1, mandó al descenso a Rosario Central pero, lo más importante, fue que consiguió volver a Primera División. Diez años atrás de semejante proeza, el club había estado cerca de la quiebra. Un 23 de mayo de 2010, volvió a demostrar que su grandeza estaba dormida. Floresta fue una fiesta y el Albo volvió a codearse en la elite del fútbol argentino. Sí, hace dos décadas de sus momentos más terribles y hace una de aquél «Rosariazo» en Arroyito.

ROSARIO CENTRAL (0) – Galíndez; Danelón, Burdisso, Braghieri, García; Paglialunga, Rivero, Chitzoff, Núñez; Caraglio y Figueroa. DT: Leonardo Carol Madelón.
ALL BOYS (3) – Cambiasso; Vella, Fayart, Madeo, Soto; Sánchez, Perea, Pérez García, Vieytes; Matos y Campodónico. DT: José Santos Romero.

ESTADIO: Rosario Central
GOLES: 7´PT Vieytes (A), 43´PT Campodónico (A), y 20´ST Vella (A)
ÁRBITRO: Néstor Pitana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *