gtag('config', 'UA-63643000-1');

ITALIA 90: ARGENTINA Y LOS AGOTADORES 2836 KILÓMETROS

Foto: Wikipedia

La cantidad de viajes que tuvo la Albiceleste en Italia 90 fueron, en su mayoría, culpa del flojo rendimiento del elenco de Carlos Salvador Bilardo en la zona de grupos. Más allá de eso, Argentina fue el único cabeza de serie que debió moverse en la zona de grupos y, junto a Inglaterra, quienes más kilómetros recorrieron en la Copa del Mundo.

Pagar los platos rotos por defender la corona. Le había pasado a Italia en México 86, que debutó en el Azteca pero después continuó jugando los dos partidos restantes de la zona en Puebla. Es que tampoco era cosa nueva para los criollos porque, en España 82, estrenaron el título en Barcelona para luego mudarse a Alicante donde se enfrentó con Hungría y El Salvador.

Argentina, por ser campeona cuatro años antes, debía dar el puntapié inicial de Italia 90. Los organizadores escogieron el Giuseppe Meazza para la fiesta inaugural pero, después, ese grupo B se manejaría entre Nápoles y Bari dejando el recinto de Milán para que Alemania Occidental hiciera de local los tres juegos. Partiendo desde ese punto, los muchachos de Bilardo ya tendrían 790 kilómetros de más sobre sus hombros con respecto al combinado teutón.

Sacando las reglamentaciones que le metieron por obligación un viaje a la Albiceleste en la zona de grupos, algo que ni Italia, ni Brasil, ni Alemania, ni Bélgica, ni Inglaterra tuvieron, el resto del periplo y de los traslados fue pura y exclusivamente culpa de los jugadores y del cuerpo técnico. Si los del «Narigón» terminaban primeros en su grupo, no se moverían del suelo napolitano hasta las semifinales.

El catastrófico tercer puesto de Argentina lo llevó a tener el peor viaje de todos en su estadía dentro de Italia 90. Del sur, al norte. De Nápoles a Turín. Fueron novecientos diez kilómetros que los de Bilardo tuvieron que hacer para medirse con Brasil que jugaba su cuarto partido consecutivo en el estadio de la Vecchia Signora y del cual ni siquiera se había movido en toda la competencia.

La diferencia entre la Verdeamarelha y la Albiceleste era de 1700 kilómetros. El elenco carioca completamente sedentario no pudo doblegar a los criollos que, agotados y sin encontrar su mejor versión, hallaron al genio de Diego Maradona frotando la lámpara y asistiendo a Claudio Paul Caniggia para dejar afuera al scratch y seguir con vida en la Copa del Mundo. Eso sí, de la cancha de la Juventus tuvieron que marchar hacia la de la Fiorentina.

Llegar al Artemio Franchi para igualar con Yugoslavia y derrotarlo por penales le valió otro combo de millas a la Selección Argentina que a esa altura ya triplicaba en cantidad de viajes a su rival de turno en cuartos de final. Y ni hablar cuando llegó el momento de abandonar Florencia para volver a Nápoles y medirse con el dueño de casa que, recién en ese entonces, emprendía su primer partido fuera del Olímpico de Roma.

La Albiceleste llegó a la antesala del encuentro decisivo con casi 2600 kilómetros recorridos mientras que, para Italia, recién eran los primeros 241 que hacía en todo el Mundial. Algo parecido sucedía por el otro lado del cuadro ya que Alemania dejaba la tranquilidad de disputar cinco partidos la hilo en Milán mientras que Inglaterra ya se había trasladado casi veinte veces más que los hombres de Franz Beckenbauer.

El cabezazo de Caniggia y los penales de Sergio Javier Goycochea mandaron al conjunto de Bilardo a Roma para intentar defender el título. Con ese encuentro incluido, Argentina llegó a la final habiendo transitado 2836 kilómetros mientras que los germanos sólo hicieron 842. Semejante diferencia tampoco pudo servir como excusa para explicar el subcampeonato, ni la derrota, ni el arbitraje de Edgardo Codesal.

Italia 90 culminó con un cuarto de puesto de Inglaterra que terminó, a su vez, primero en cantidad de kilómetros recorridos. Argentina repitió el subcampeonato ya que fue segunda tanto en viajes como la Copa del Mundo. Por esas cosas del destino, en cuanto a recorrido, Holanda e Irlanda siguieron a los del «Narigón» pero ellos se quedaron fuera en octavos y en cuartos de final respectivamente. Y ni hablar de Brasil que fue el único combinado que no se movió ni siquiera un metro pero terminó en la novena colocación.

Tabla de posiciones por kilómetros recorridos

1) Inglaterra – 3262,8 kilómetros
2) Argentina – 2836,2 kilómetros
3) Holanda – 2408,8 kilómetros
4) Irlanda – 2354,6 kilómetros
5) Checoslovaquia – 1603 kilómetros
6) Costa Rica – 1285,5 kilómetros
7) Camerún – 1159,8 kilómetros
8) Uruguay – 1122,2 kilómetros
9) Colombia – 1116,6 kilómetros
10) Rumania – 975 kilómetros
11) Alemania – 842,7 kilómetros
12) Yugoslavia – 783,4 kilómetros
13) Unión Soviética – 532,8 kilómetros
14) Estados Unidos – 545,6 kilómetros
15) Italia – 508,1 kilómetros
16) Egipto – 460,3 kilómetros
17) Emiratos Árabes Unidos – 448,4 kilómetros
18) Austria – 272,8 kilómetros
19) España – 239,2 kilómetros
20) Corea del Sur – 239,2 kilómetros
21) Escocia – 190,5 kilómetros
22) Suecia – 190,5 kilómetros
23) Bélgica – 140,2 kilómetros
24) Brasil – 0 kilómetros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *