gtag('config', 'UA-63643000-1');

INSTITUTO: EL HINCHA DE LA GLORIA ES COSA «SIRIA»

Foto: @InstitutoACC

El sitio oficial de Instituto de Córdoba trajo una historia realmente maravillosa, fascinante, y también colorida. Podría tratarse de un hincha más pero, en este caso, es un fanático muy querido por todos y que no nació siendo de La Gloria. Ni siquiera llegó a este mundo en La Docta.

Juan Konsol nació a principios de los ochenta en Siria, a más de 12 kilómetros de un barrio pintado de albirrojo, de un inmenso estadio Juan Domingo Perón. En su infancia jamás imaginó que un club tan alejado iba a cobijarlo de semejante manera pero, por esas cosas de la vida, el asiático tuvo que mudarse a la República Argentina y allí flechó su corazón.

El asiático habló con el sitio oficial del club que milita en la Primera Nacional y recordó sus primeras experiencias con la institución: “Al lado de mi casa tenía unos amigos que me llevaban a ver los entrenamientos de La Gloria en el año 1995. Después me empezaron a llevar a ver los partidos en Alta Córdoba y los clásicos en el viejo Chateau. Así me empecé a enamorar de Instituto”.

“Me encantan los colores y la cancha, muy lindo el ambiente. La hinchada es muy sufrida. Recuerdo todo: los ascensos, los descensos» afirmó Konsol quien no puede olvidar aquella última fecha de la temporada 2011/12 ni tampoco a ese magnífico plantel que perdió con Ferro y también así la chance de regresar a Primera División con jugadores de la talla de Paulo Dybala o, el ex Racing, Ezequiel Videla.

“Tengo de todo de La Gloria: camisetas, indumentaria, bufandas, banderas, vasos, jarras. Un amigo Glorioso que se llama Nicolás me regaló muchas camisetas de La Gloria. Eran de su papá y, cuando me las dio, me dijo que las iba a cuidar más que él. Eso es impagable. Sentí orgullo y mucha alegría por ese hermoso gesto” expresó este fanático de Instituto de Córdoba que, sin importar las fronteras, ni los países, ni las culturas, dejó en claro una vez más que el hincha siempre será cosa ´Siria´ en el fútbol argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *