ITALIA 90: EL FIAT PANDA VERSIÓN COPA DEL MUNDO

Por: Marcelo Patroncini

No se vendía en Argentina pero fue a nivel mundial de uno que la marca italiana si comercializó en el país: el Fiat 133. No obstante, el Panda, emblema del viejo continente que todavía continúa fabricándose después de cuatro décadas, tuvo una versión digna de recordar en Vermouth Deportivo pues lanzó una edición especial de Italia 90.

El márketing en el fútbol comenzó a deslumbrar a finales de siglo y, la Copa del Mundo de 1990 le abrió el abanico a muchas empresas que quisieron mostrar lo suyo comprando algunos derechos pero también llegando a millones de televisores a lo largo del globo terráqueo.

En el deporte en general se fueron adoptando ciertas campañas como cuando, años más tarde, Peugeot presentó un modelo del 205 versión Roland Garrós. Sin embargo, en Italia 90 comenzó el boom de venderse todo. Hasta la mascota ´Ciao´ tenía un patrocinador que se trataba de Fují, la empresa de materiales fotográficos.

Fiat aprovechó las bondades del Panda, un vehículo barato, citadino, simpático, para conquistar el Mundo entero… o el Mundial Entero. Pensando en ´Ciao´, el dibujito que caracterizó a la cita máxima del deporte aparecía pintado no sólo en los paneles exteriores sino también en el tapizado de un automóvil con pocas prestaciones pero coqueto al fin.

La edición Italia 90 fue limitada, claramente. El motor de 750 centímetros cúbicos era el que fabricaron para el campeonato. Uno más potente llevaba otro nombre, y era el Fiat Panda Sergio Tacchini en honor a uno de los diseñadores de ropa deportiva por excelencia de aquél entonces. Claro que este último no tenía las coquetas tazas en las ruedas que le daban el acabado de una pelota de fútbol, el sueño que todo tuerca y todo futbolero a la vez habrá querido tener.