SAN TELMO: A ONCE AÑOS DEL MILAGRO DE ABRAHAM

Foto: @clubsantelmo

El Candombero navegaba muy complicado en la tabla de los promedios y, para colmo de males, llevaba poco más de un mes sin convertir goles. Sin embargo, un 16 de mayo de 2009, hace exactamente once años, la cabeza de su arquero, Patricio Abraham, le permitió enderezar el rumbo con un golazo de quedará para la historia que signficó un triunfo vital de cara a la permanencia.

San Telmo necesitaba ganar con urgencia pero iban siete fechas sin sumar de a tres. Por esas cosas del destino, el elenco de Isla Maciel había bailado a Sportivo Italiano que finalmente sería el campeón de dicha temporada. No obstante, después pasaron rivales como Acassuso, Comunicaciones, Armenio, Morón, Español, Temperley y Flandria a quienes no logró doblegar.

Llegaba la cuadragésima jornada y el equipo de Rodolfo Della Picca estaba obligado a ganar. Sin tener habilitado el Osvaldo Baletto, aquél equipo iba buscando localías por diversos estadios y esta vez era Comunicaciones quien le permitía recibir a Tristán Suárez en la tarde otoñal del 2009. Con la radio pegada a la oreja, se lamentaban del triunfo de Talleres de Remedios de Escalada sobre Almirante Brown, mientras que en Agronomía no pasaban del apático 0 a 0.

Iban más de 450 minutos sin anotar un gol, el panorama era oscuro a pesar del sol que cobijaba al Alfredo Ramos. El encuentro contra el Lechero parecía acabar igualado y con el marcador cerradísimo pero el Candombero tuvo un tiro libre en la última. «Fito» mandó al arquero a cabecear. Era a todo o nada pero no podía resignar esos dos puntos claves por la permanencia.

Gustavo Sever, ex Quilmes, Platense y Tigre, acarició la pelota parada con la clase que supo mostrar por las canchas del ascenso. Y allí, la inmensidad de Abrahama, valió para ganar en las alturas y conectar un cabezazo de arquero para vencer al otro guardameta. Matías Perull no tuvo más que seguir con la mirada la trayectoria de la redonda y resignarse a que un colega con guantes desatara la locura del público presente en cancha de Comunicaciones.

Aquél gol de arquero, en la tarde del domingo 16 de mayo de 2009, quedará para la historia del fútbol argentino pero aún más para el recuerdo del hincha de San Telmo que ese mismo día se fue de Agronomía creyendo en que los milagros se volvían realidad y que, la permanencia en la B Metropolitana, era cuestión de fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *