IRLANDA 1 – FINLANDIA 1: BASTANTE VERDE PARA EL MUNDIAL

Foto: Imagen de TV

Al Ejército Verde le faltaba menos de un mes para dar el puntapié inicial en Italia 90 pero, en un amistoso contra los Búhos Reales, dejó más dudas que certezas. El empate 1 a 1 hace exactamente 30 años dejaba al desnudo algunos aspectos que Jack Charlton logró pulir para afrontar un durísimo grupo en la Copa del Mundo.

Los amistosos previos al Mundial mostraban que Irlanda era firme en defensa y flaco en el ataque. Más allá de ese aspecto, los resultados eran sumamente positivos ya que en Dublin venían de ganarle por la mínima diferencia a Gales y, más tarde, a la Unión Soviética. Sin embargo, la igualdad con Finlandia, que nunca había jugado en la cita máxima ni tampoco en una Eurocopa, encendió las alarmas en el elenco isleño.

El encuentro tuvo un momento emotivo en el primer tiempo que significó el fin de la capitanía de Liam Brady. El mediocampista que brilló en el Arsenal y en la Juventus colgaba los botines y se despedía del Ejército Verde con una ovación. Sin embargo, ese encuentro con sabor a homenaje pudo tener un desenlace catastrófico cuando la visita abrió la cuenta en la segunda parte.

Al amistoso le faltaba un cuarto de hora para el epílogo y el 0 a 0 parecía inamovible. No obstante, Vesa Tauriainen, capturó una pelota en la puerta del área grande y sacó un bombazo intajable para el entrañable Pat Bonner. Los Búhos Reales daban la sorpresa en Dublin y le provocaban una jaqueca a Charlton que, encontró en el banco de suplentes, al actor del empate.

Cinco antes del final, Kevin Sheedy se encontró con un regalo por detrás de todos y quedó mano a mano con el arquero rival. El ex Liverpool le entró mordido pero el manotazo del guardameta no pudo evitar la caída de su valla. La redonda dio en el travesaño y acabó ingresando dentro de la cueva para poner cifras definitivas y llevar algo de tranquilidad al cuerpo técnico.

Finlandia supo quedar en la historia con ese amistoso donde le hizo frente a uno de los que pisaría los cuartos de final en Italia 90. Para Irlanda, aquél 1 a 1, fue una prueba cuyo resultado le sirvió para corregir ciertos desaciertos y afinar la máquina de cara a su debut absoluto en una Copa del Mundo donde los esperarían rivales como Egipto, Holanda e Inglaterra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *