MÉXICO: LA AUSENCIA DE UN HISTÓRICO EN ITALIA 90

Foto: @sopitas

Por: Marcelo Patroncini

Organizar una Copa del Mundo para el Tri se transformó en un karma y, no conformes con ello, irán por la revancha después de recibir a la cita máxima en 2026 junto a Canadá y Estados Unidos. Lo cierto es que el combinado azteca faltó pocas veces pero una fue en Alemania 74 y, otra, precisamente en Italia 90.

México es el país, dentro de los miembros de la Concacaf, al que más Mundiales de fútbol asistió. Con 16 presencias en 21 eventos, muy por detrás aparecen los Yankees con diez torneos, Costa Rica con cinco, El Salvador en dos ocasiones, y seis más que sólo pudieron mostrarse una vez ante los flashes del globo terráqueo.

La primera ausencia del Tri en este clase de campeonatos fue justamente en el que organizó Italia, cincuenta y seis años antes de repetir la sede. Posiblemente el karma del seleccionado azteca tuviese relación alguna con los ´tanos´ puesto a que había clasificado a dicha Copa del Mundo pero, tres días antes del debut, tuvo que jugar un partido con Estados Unidos que había protestado ante FIFA por no ser incluído en las eliminatorias.

Ya instalados en Roma, la victoria le perteneció a los Yankees que con un sólo encuentro mandaron de regreso al continente americano a México mientras que los gringos se quedaron solamente para quedar eliminados 72 horas más tarde por el dueño de casa en el Stadio Nazionale del Partito Nazional Fascista. El nombre de la cancha y la injusta salida del conjunto verde podrían haber ido de la mano en el Mundial de 1934.

En 1938 el clasificado fue Cuba porque el Tri junto a otros países decidieron bajarse de la eliminatoria en rechazo a la decisión de la FIFA de repetir la máxima cita en Europa. El caos fue «Mundial» a tal punto que Argentina también desistió de ir, Japón se retiró, y el torneo se desarrolló en Francia con elencos del estilo de la Alemania Nazi y las Indias Orientales Neerlandesas entre otros.

Desde aquellos bochornos, México no volvió a faltar, organizó el campeonato de 1970 que consagró a Brasil y después llegó su primera eliminación, por decirlo de alguna manera, ´en cancha´. Tras una intachable fase inicial clasificatoria, la etapa final se disputó por completo en Puerto Príncipe y le dio el único boleto a Alemania 74 al dueño de casa. Haití fue el representante de la Concacaf en dicha Copa del Mundo pero con la particularidad de haber sufrido una sola derrota en el camino a esta cita, justamente, frente a los aztecas.

El Tri volvió a aparecer en Argentina 78, y se ausentó en España 82 porque perdió con El Salvador en Tegucigalpa, empató con Haití, y también con Canadá. Un punto más en alguno de esos encuentros lo hubiesen depositado sin dudas en tierras ´gallegas´. Sin embargo, después llegó el momento de organizar su gran Mundial que conquistó Argentina y nuevamente pagar el karma de haber sido el anfitrión para quedar eliminado drásticamente de Italia 90.

Semejante prólogo sirvió de muestra para analizar cada situación en particular aunque, esta última, tuvo connotaciones que excedieron lo grotesco. México se alistaba en 1988 para participar de las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo juvenil de 1989. Sin embargo el elenco azteca infringió las normas FIFA y alistó dentro de su equipo a jugadores que superaban el límite de edad para afrontar el clasificatorio sub 20.

Conocidos como «Los Cachirules», fueron cuatro los futbolistas cuyas actas de nacimiento no iban a la par de la información brindada por los directivos del Tri a Zúrich. Gerardo Jiménez y José de la Fuente Guzmán, ambos de los Rayados de Monterrey, se excedieron del tope etario por cuestión de días. Sin embargo, el papelón se dio con José Luis Mata, del Atlas de Guadalajara, que ya tenía 24 años. Y para llenar el cartón también estaba Aurelio Rivera, del Tampico Madero, que ya acusaba 27 en su documento. El bochorno le costó dos años de sanción total a la Federación que ni siquiera pudo participar por una plaza en Italia 90.

Desde ese entonces, México volvió al ruedo en Estados Unidos 1994, siguió en Francia 98, dijo presente en Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018 sin faltar nunca más a una cita mundialista. Atrás quedaron los karmas y sólo resta saber si continuarán con esta racha positiva de cara a Qatar 2022. Total, al de 2026 ya están clasificados como país organizador.