A FALTA DE FÚTBOL, BUENOS SON LOS MUNDIALES

AFA

Por: Nicolás Ziccardi

Por Ariel Rotbard – @ArielRotbard

En  tiempos de cuarentena las redes sociales estuvieron invadidas por las más variadas encuestas de opinión sobre temas muy disimiles y, en algunos casos, bastante particulares e insólitos. Se les dio un nombre llamativo y pretencioso: “Mundiales“.

Jugando a ser consultoras de opinión, diversas páginas y usuarios captaron en mayor o menor medida la atención de los aburridos internautas, quienes ante la imposibilidad de poder realizar sus  tareas cotidianas de AP (Antes de la Pandemia)  se engancharon con estas propuestas.

Así fue como desembarcaron Mundiales de todo tipo, gusto y color.

Desde encuestas acerca de cuál fue la mejor película de la historia hasta la elección de la peor línea de Bondis (a propósito, el resultado en esta última  fue un aplastante triunfo de la sufrida 141, línea que reunía todos los atributos para llevarse semejante galardón).

Otros rubros insólitos que pudieron ¿disfrutarse? en las redes fueron los  Mundiales de pizzerías, de películas, de bandas musicales y hasta el del mejor tuitero en el mundo del Pajarito.

Y en lo que respecta  al futbol, las redes también estuvieron a la orden del día con este tipo de sondeos.

Desde los principales portales se quiso saber, entre otros y variados temas,  acerca de la elección del segundo mejor gol de la Selección Argentina en la historia (el 2 a 0 parcial  de Diego a los ingleses en el 86 quedo fuera de concurso por razones más que lógicas).

La polémica se instaló cuando muchos cuestionaron, con justa razón,  que los votos dependen de un tema generacional.

En una elección entre Messi y Maradona, no sería equiparable el voto de un  adolescente generación Z  que solo vio a la Pulga respecto a un cincuentón que disfrutó con los mejores años de un Diego que era noticia, casi exclusivamente, por lo que hacia dentro de un campo de juego.

Varios de los “Mundiales” más activos que se jugaron  fueron aquellos organizados por las diversas páginas partidarias de los equipos de fútbol, en especial las que siguen e informan sobre los torneos de ascenso.

Allí pudimos encontrar desde certámenes que elegían el mejor 11 de todos los tiempos hasta otras competencias en las cual se votaba por el peor refuerzo traído por un club en toda su historia (trofeo que obviamente nadie pasaba a retirar).

Todas estas bocas de urna a voto cantado sirvieron para que de una u otra manera pudiéramos entretenernos en estos días de encierro y hacer más llevadera la Cuarentena.

En algunos casos estos juegos hasta resultaron ser casi adictivos, por lo tanto… ¡Muchas gracias Mundiales!

Eso sí, esperemos muy pronto poder estar jugando por los porotos en serio.