TRISTÁN SUÁREZ: A SIETE AÑOS DEL INOLVIDABLE TRIUNFO ANTE RACING

Foto: @Copa_Argentina

La Copa Argentina es mágica y no hay con qué darle. El certamen que la da a muchos clubes la posibilidad de medirse contra los grandes del fútbol argentino redactó, a lo largo de su historia, batallas inolvidables donde acabaron triunfando los que venían de punto. Hace exactamente siete años, Tristán Suárez derrotó a Racing por 1 a 0 en el Bicentenario de San Juan para escribir una de las páginas más ricas de la entidad de Ezeiza.

El Lechero arrancó la competencia de la temporada 2012/13 del campeonato más federal de todos venciendo por 4 a 2 a Talleres de Remedios de Escalada. El siguiente escollo para el club de la Primera B Metropolitana fue Deportivo Laferrere a quienes golearon por 4 a 0, y por último llegó el turno de deshacerse de Patronato en una larguísima definición por penales para lograr introducirse en el cuadro principal donde lo esperaba la durísima Academia.

Racing, subcampeón de la Copa Argentina en la edición pasada, afrontó este desafío con una diferencia notoria de plantel. Luis Zubeldía por ejemplo tenía en cancha a Rodrigo de Paul quien hoy es figura en el Udinese de Italia y a quien muchos lo vinculan como el socio ideal de Lionel Messi en la Selección Argentina. Los de Avellaneda también se dieron el lujo de poner un rato en el segundo tiempo a un ex campeón del mundo y ganador de todo con la Juventus como Mauro Camoranesi. No obstante, el ex Aldosivi de Mar del Plata se iría expulsado en una noche de furia para los de celeste y blanco.

El encuentro en sí era parejo. Demasiado trabado para el gusto del conjunto de Primera División que no podía doblegar al Lechero. Sin embargo, la paridad se rompió a los 33 minutos del capítulo inicial cuando el fondo de la Academia despejó un centro que buscaba al goleador Daniel Bazán Vera. El esférico salió del área grande y le quedó servido a Federico Barrionuevo quien sacó un zurdazo que se tornó inatajable para Jorge de Olivera a pesar de las estéril volada del hoy arquero de Platense.

Lejos de amedrentar a Iván Brun, los de Zubeldía padecieron el partido y el resultado adverso. Racing se quedó con diez hombres por la expulsión de Mario Bolatti cuando arrancaba la segunda mitad y, más tarde, terminó con nueve jugadores por la roja directa de Camoranesi. Tristán Suárez pudo hacer del score una fiesta pero Barrionuevo se perdió un gol que hubiese sido épico con una corrida desde mitad de cancha y, luego, el travesaño se lo negó a Santiago Bianchi. Sin embargo, con el 1 a 0, Tristán Suárez se conformó para desatar una fiesta inolvidable en Cuyo hace exactamente 7 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *