BAHÍA BASKET: “QUIERO APROVECHAR LA OPORTUNIDAD QUE ME DIO EL CLUB”

Gentileza: Maria del Mar Salas

Por: Básquet VD

Por: Marcelo Faró | @marce_faro

Bautista Lugarini estaba atravesando su mejor momento con el equipo mayor de Bahía Basket para cuando la Liga Nacional entró en receso debido a la crisis sanitaria desatada por el COVID-19, así que Vermouth Deportivo lo abordó virtualmente para que nos cuente las sensaciones por esa evolución, entre otras cosas.

El joven alero de 19 años había titularizado varios partidos tras el hueco que dejó la grave lesión de Drew Martin, y con sus recursos ofensivos y una marcada mejora en defensa, estaba logrando ser importante para el equipo bahiense, promediando cerca de 18 minutos en cancha.

“En lo personal me agarró en mi mejor momento. Me había afianzado en el plantel mayor y además encontré mi juego y entendí lo que puedo aportarle al equipo. Pero bueno ahora no queda otra que quedarse en casa, tener paciencia y cuando vuelva todo a la normalidad recordar esas cosas que venía haciendo bien, para seguir sumándole al equipo”.

La palabra casa para Bautista es San Nicolás, donde viene pasando esta cuarentena en familia.

“La vengo llevando bastante bien. Tenemos entrenamiento matutino de equipo y por la tarde sesiones individual con los entrenadores. Por mi parte, además tengo el hobbie de leer y mirar videos para estudiar el juego, a algún jugador o verme a mí mismo para observar los errores y las cosas en las que puedo mejorar”.

Bauti mira a algunos jugadores de la NBA que asemejan su estatura, pero reconoce que últimamente observa mucho a Luka Doncic, aunque no juegue en su misma posición. “Me sorprende que sea parte de la elite de la NBA sin deslumbrar físicamente. Tiene grandes fundamentos y juega a ese nivel como si nada”, resalta.

Aunque recién tiene 19 años y todo el futuro por delante, las lesiones fueron un factor importante en su breve carrera. “Para mi edad tuve bastantes y muy duras. En el 2018, la más difícil fue la del tobillo, que me dejó fuera del Mundial U17 de Rosario ante toda mi gente (apenas jugó cerca de cinco minutos). La ayuda de mis familiares y amigos fue fundamental para sacarme adelante.  Soy de pensar que todo pasa por algo y, aunque en ese tiempo sentí que se daba en el peor momento, es mejor que haya pasado ahí y no en lo bueno o en lo importante que puede llegar a venir en mi carrera”, reflexionó.

El alero de 2,05 metros siempre se destacó -desde juvenil- por sus virtudes ofensivas, pero en el último tiempo le aportó a su juego sacrificio en el tablero propio.“Creo que lo que más evolucioné en el último tiempo es la defensa. Nunca me gustó hacerlo, pero si no defendés no podes jugar. Lo practique, mirándome en videos y, sobre todo, entendí que la defensa depende mucho de la intención y las ganas. No sólo se defiende con eso, pero es fundamental encarar con actitud ese desafío con el atacante rival y lograr que no te haga puntos. Siento que mejoré en ese aspecto y me pude ganar minutos en la Liga”, reconoció.

El platinado jugador santafesino también contó algunas cuestiones de la relación cotidiana que tiene el joven grupo de jugadores que convive en el Dow Center: “El grupo de Bahía Basket es único y maravilloso. Tenemos mucha química y cuando algo no encaja lo sabemos decir y solucionar. Vivimos juntos en el Dow y tenemos normas de convivencia que respetamos todos”. Ademas agregó el por qué del cambio de look, “Lo del pelo fue una locura que tuvimos con Juan Marini. Dijimos ´ya fue, después crece´; pero la verdad, me quedó mejor de lo que esperaba.”

Como este plantel joven convive en el mismo edificio, hay cosas que otros equipos sólo comparten en concentraciones, viajes o entrenamientos, pero que ellos comparten todo el tiempo. Una de esas cosas es la música, y ellos ya tienen a quien se encarga de ello. “La música la maneja el DJ Rafa (Paulichi) que es el brasilero mas argentino que se puede conocer, así que se escucha mucho reggaetón y cumbia, aunque no tanta es santafesina”, aclaró

En lo que respecta a su expectativa basquetbolística a futuro, contó que Pepe Sánchez le dijo en una charla que disfrute el proceso y viva el día a día, “porque la juventud es cuando más disfruta del básquet y ese tiempo no te lo devuelve nadie. Por eso intento no saltear etapas y mejorar diariamente. Cada cosa que aprendo y que sumo en mi juego será importante para hacer la diferencia y llegar a donde quiero”.

“A corto plazo, quiero aprovechar la oportunidad que me dio Bahía Basket y afianzarme en la Liga. Lo primero que tengo que conseguir es ser constante y no tener altibajos entre partidos. Recién después que logre eso, voy a pensar en dar el próximo paso y tener más protagonismo”, sentenció el joven.