AJEDREZ: A 60 AÑOS DEL DÍA QUE SPASSKY Y FISCHER EMPATARON EN MAR DEL PLATA

Foto: @lacapitalmdq

Argentina, sin saberlo prácticamente, tuvo uno de los primeros capítulos deportivos de la Guerra Fría hace exactamente seis décadas cuando finalmente, y por una diferencia mínima, Boris Spassky derrotó a Robert Fischer en el Torneo Internacional de Mar del Plata de 1960. Años más tarde, el soviético y el estadounidense serían protagonistas indiscutibles de la historia más rica del ajedrez a nivel universal.

Eran otras épocas para el país pero también para el Globo Terráqueo. La Segunda Guerra Mundial había acabado una década y media atrás pero, entre las consecuencias que dejó el conficto bélico, fue el comienzo de una historia de espionaje, control e ideologías entre el capitalismo occidental comandado desde Washington y el comunismo oriental vigilado desde Moscú.

Estados Unidos y la Unión Soviética enlazaron una enemistad descomunal que fue creciendo con el correr del tiempo. La Cortina de Hierro empezó a hacer de las suyas en los Juegos Olímpicos de Helsinki, Finlandia, en 1952 cuando los norteamericanos superaron a los de la URSS en cantidad de medallas de oro. De ahí, en adelante, la historia del deporte contó con varios capítulos magistrales pero olvidó lo que fue el origen de una lucha cuerpo a cuerpo en el tablero de 64 espacios.

El Torneo Internacional de Ajedrez que se llevó a cabo en Mar del Plata en 1960, bajo la presidencia de Arturo Frondizi, tuvo por segunda vez a un jovencito menor de edad oriundo de Chicago que recién comenzaba a defender la bandera de su país en el exterior. Desde San Petesburgo también llego a la ciudad balnearia una de las grandísimas promesas rusas. Y ambos dieron cátedra en La Feliz.

El certamen contó contó con 12 maestros locales mientras que otros cuatro fueron invitados para engalanar el evento. Islandia envió a Fridrik Olafsson que terminó cuarto. La Unión Soviética mandó a David Bronstein que acabó tercero y también le dio lugar a Spassky quien, hasta el 16 de abril de 1960, peleó por el título con el pequeñito Fischer sin imaginarse que años más tarde serían la atracción descomunal de sus propios gobiernos y del mundo entero.

En 29 movidas el soviético derrotó al estadounidense en Argentina pero lo que nunca imaginaron ambos era llegar al último día del campeonato igualados en puntos. La sorpresa sobre el norteamericano era tan grande que, desde oriente, ya empezaban a estudiar a futuro los movimientos de un muchachito aferrado a sus piezas y dueño de un cerebro tan brillante como estrangulado.

Hace exactamente 60 años, Spassky cerró su ficha con 12 triunfos y tres tablas mientras que Fischer lo hizo con 13 victorias y una parda. Claro que esa derrota relegó al de Estados Unidos sobre un magistral profesional de la Unión Soviética que arrancó con el pie derecho una de las tantas batallas que iban a tener entre sí. El ajedrez mundial los juntó en Mar del Plata, seis décadas atrás, sin imaginar que desde 1969 y hasta 1975 ellos iban a dominar la escena mundial bajo la presión de una Guerra Fría que ponía en jaque el nerviosismo de ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *