GUILLERMO BROWN: UNA CAMISETA EN HOMENAJE A GALES

Foto: @BrownDeMadryn

Puerto Madryn es un destino turístico emblemático y una de las ciudades por las cuales al argentino se le infla el pecho en cualquier latitud o longitud del globo terráqueo. Sin embargo, su nombre deriva del primer desembarco de nativos de Gales quienes bautizaron al sitio en homenaje al baronazgo de quien estaba pisando esas tierras, Love Jones-Parry.

Un poco de geografía para adentrarnos en una historia que ancló directamente en el deporte. Porque el fútbol ha sido eternamente uno de los canales educativos más mangíficos y menos utilizados en el transcurso universal de la escolaridad pero que, con sus sucesos, permitieron explicar didáctimente muchos aspectos desconocidos como este que Guillermo Brown decidió reflotar con una casaca en homenaje a aquellas excursiones europeas a Chubut.

La firma Coach dio a conocer una nueva indumentaria para La Banda que será totalmente atípica. Vinculada eternamente a los colores azules y blancos, la escuadra de Puerto Madryn que milita en la Primera Nacional tendrá una equipación en homenaje a Love Jones-Parry y sus compatriotas que fueron parte de la colonización galesa que tuvo su desembarco fuerte hace 155 años cuando el navío «Mimosa» que partió del puerto de Liverpool amarró en La Patagonia con 153 galeses que empezaron una nueva vida y forjaron una ciudad pujante.

«La tercera camiseta, cuarta, y hasta en algunos equipos hemos hecho quinta, es jugar un poco, volar un poco, jugar con la historia. Si el club en algún momento usó un color equis, usarlo. Y ahí soñar y tratar que sea algo fuera de lo común. En Douglas Haig hemos hecho una camiseta rosa y negra que la usaron para el mes de octubre. Esta camiseta para Brown salimos totalmente de lo tradicional, salimos de los colores» expresó Diego Gattelet uno de los dueños de la empresa que se encargará de confeccionar este fascinante modelo que tendrá destellos de la pilcha que supo transpirar Ryan Giggs o que hoy tan coquetamente luce el astro del Real Madrid, Gareth Bale.

Vermouth Deportivo también consultó al especialista en diseñar tamaña obra de arte. «Básicamente nos basamos en los colores de Gales de la Selección de fútbol y también en los colores de la bandera así como también el dragón que es ícono de ellos» deslizó Franco Carabajal quien ya había trabajado en otros momentos en los retoques de la isignia del club patagónico.

«Con respecto al escudo, cuando me dicen de hacer la camiseta yo veo que al escudo le faltaba algo. Ya que es la insignia del club, que es tan representativa, tan icónica, tan importante, por como está el fútbol hoy en día ya los equipos pasan de ser un club social, ya son una marca. Tenés que estar al nivel porque eso va a aparecer tanto en medios gráficos como televisivos. Y una marca tiene que ser primordialmente pregnante, que la recuerdes, que te identifique y, segundo y muy importante, tiene que ser versátil» destacó el diseñador que fue seleccionado por la dirigencia de Guillermo Brown para llevar adelante gran parte de su reestructuración a nivel imagen.

Con un rojo rosado en gran porcentaje, el cuello y los puños con un verde esmeralda, y el dragón que identifica a la bandera de Gales así como también al apodo del seleccionado, Coach puso manos a la obra para darle vida a la tercera equipación de La Banda. Para lograr eso Gattelet explicó que la firma trata que cada uno de los clubes con los cuales trabajan «puedan brindar un poco la historia para poder después llevar a cabo las camisetas».

La historia se remontó a 1865 cuando, ya bautizada como «Porth Madryn» en homenaje al Barón Jones-Parry. Ese año, y cuando ya había concluído la primera expedición británica acordada con Guillermo Rawson (ministro del interior durante la presidencia de Bartolomé Mitre y apellido por el cual se conoce a la capital chubtense), llegó el «Mimosa» a las costas de Península Valdés. Con el objetivo de cumplir con el pedido de la Sociedad de Emigración, 153 personas entre ellos médicos, maestros, almaceneros, especialistas en agricultura, sastrería, zapatería, y demás profesiones dejaron atrás Gran Bretaña para zarpar desde Liverpool en un viaje que duró 64 días y contó, claramente, con muchas peripecias.

Nacimientos, muertes, casamientos, un festejo descomunal al borde del navío cuando la embarcación cruzó la imaginaria línea del Ecuador y ya navegaba en el hemisferio sur fueron forjando dentro del barco una gran familia que se instaló en Puerto Madryn para darle el puntapié inicial al desarrollo de uno de los lugares más emblemáticos de Argentina. La migración galesa también dio su nombre al nacimiento de Trelew, otro lugar emblemático, significando «Pueblo de Luis» por quien acompañó a Jones-Parry en el primer viaje a la La Patagonia, el periodista Lewis Jones.

Guillermo Brown comprendió que era hora de realizarles un lindo homenaje y por eso mismo surgió la idea junto a Coach de confeccionar una indumentaria que recuerde aquellas serias intenciones de construir «La Nueva Gales» que lograron cumplirse en sur argentino.

«No era tan compleja la búsqueda del diseño sino un gesto a la comunidad galesa, los colores, y que sirva como una tercera camiseta ya que no tenía que ser ni azul ni blanca. Tenía que despegarse de la local y de la suplente por eso nos venía bárbaro tener esos colores tan fuertes como el rojo rosado y el verde» destacó Carabajal, el cerebro de esta obra de arte. «Buscamos que la gente se enamore por el diseño y también por la cuota de historia que puede tener» manifestó Gattelet, el dueño de la empresa que pondrá en el mercado uno de los homenaje más fascinantes del fútbol que trascendió todo tipo de fronteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *