ESPAÑA: EL ALETI DESPIDE UNA LEYENDA

Foto: @Atleti.

Miguel Jones falleció a sus 81 años y generó una profunda tristeza en toda la afición del Atlético Madrid. Fue un referente de los años sesenta y uno de los responsables de la obtención del primer título internacional de la historia del Aleti.

Miguel Jones nació el 27 de octubre de 1938 en Malabo, una ciudad portuaria y capital de Guinea Ecuatorial; en Centroamérica. Sin embargo, su futuro se encontraba en España. El motivo radicaba que Guinea comenzó siendo una colonia portuguesa, pero con el correr de los años, fueron los españoles quienes se quedaron con esos territorios hasta 1968; año en el que se proclamó la independencia. En tanto, el joven Jones dejó su tierra natal para quedarse en Bilbao.

Sus comienzos como jugador se dieron en Baracaldo, un municipio que pertenece al país Vasco. Luego pasó a Indautxu, una vidriera que servía para foguear promesas que después exploten en Athletic de Bilbao. De todas maneras, en el pasado, para jugar allí había que tener raíces vascas, de lo contrario las políticas del club no permitían el fichaje. En consecuencia, Miguel Jones no pudo dar el salto para entrar ahí.

Quien sí abrió sus brazos para recibir al atacante fue Atlético Madrid. Y fueron ocho temporadas defendiendo los colores rojiblancos para Jones. En total registró ciento veintinueve (129) partidos oficiales, de los cuales, cosechó una liga española (1965-66); tres Copas del Rey (1959-60; 1960-61 y 1964-65) y un título que quedará en los libros de historia: la Recopa de Europa 1961-62 (primer campeonato internacional en la vida del Aleti).

Tras conquistar la Copa del Rey 1960-61, les da la chance a los madrileños de jugar la Recopa. En aquel torneo, los españoles vencieron a Sedan (Francia), Leicester (Inglaterra), Werder Bremen (Alemania) y Jena (Alemania); y clasificaron a la final de la competencia. Allí los esperaba el campeón vigente: Fiorentina (Italia).

La primera final terminó igualada 1-1, y se jugó un desempate en Alemania; precisamente en la cancha de Stuttgart. Allí, los colchoneros se impusieron 3-0 con un gol justamente de Miguel Jones (marcó el 1-0).

Así recordó el club la partida de uno de sus símbolos, de uno de sus referentes en la historia rojiblanca:

Miguel Jones falleció a sus 81 años y generó una profunda tristeza en toda la afición del Atlético Madrid. Fue un referente de los años sesenta y uno de los responsables de la obtención del primer título internacional de la historia del Aleti.

Miguel Jones nació el 27 de octubre de 1938 en Malabo, una ciudad portuaria y capital de Guinea Ecuatorial; en Centroamérica. Sin embargo, su futuro se encontraba en España. El motivo radicaba que Guinea comenzó siendo una colonia portuguesa, pero con el correr de los años, fueron los españoles quienes se quedaron con esos territorios hasta 1968; año en el que se proclamó la independencia. En tanto, el joven Jones dejó su tierra natal para quedarse en Bilbao.

Sus comienzos como jugador se dieron en Baracaldo, un municipio que pertenece al país Vasco. Luego pasó a Indautxu, una vidriera que servía para foguear promesas que después exploten en Athletic de Bilbao. De todas maneras, en el pasado, para jugar allí había que tener raíces vascas, de lo contrario las políticas del club no permitían el fichaje. En consecuencia, Miguel Jones no pudo dar el salto para entrar ahí.

Quien sí abrió sus brazos para recibir al atacante fue Atlético Madrid. Y fueron ocho temporadas defendiendo los colores rojiblancos para Jones. En total registró ciento veintinueve (129) partidos oficiales, de los cuales, cosechó una liga española (1965-66); tres Copas del Rey (1959-60; 1960-61 y 1964-65) y un título que quedará en los libros de historia: la Recopa de Europa 1961-62 (primer campeonato internacional en la vida del Aleti).

Tras conquistar la Copa del Rey 1960-61, les da la chance a los madrileños de jugar la Recopa. En aquel torneo, los españoles vencieron a Sedan (Francia), Leicester (Inglaterra), Werder Bremen (Alemania) y Jena (Alemania); y clasificaron a la final de la competencia. Allí los esperaba el campeón vigente: Fiorentina (Italia).

La primera final terminó igualada 1-1, y se jugó un desempate en Alemania; precisamente en la cancha de Stuttgart. Allí, los colchoneros se impusieron 3-0 con un gol justamente de Miguel Jones (marcó el 1-0).

Así recordó el club la partida de uno de sus símbolos, de uno de sus referentes en la historia rojiblanca:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *