gtag('config', 'UA-63643000-1');

EL FÚTBOL EN EL BÁSQUET: “MI PAPÁ ME HIZO DE SAN LORENZO”

Los jugadores dejan la naranja por un rato y nos hablan de su otra pasión, el fútbol. En esta nueva edición de «#ElFútbolEnElBásquet» conocemos el lado futbolero de Emiliano Basabe, jugador de San Martín de Corrientes.

En el inició de la charla, Emiliano cuenta que su amor por el Ciclón viene de generación en generación “Mi viejo era San Lorenzo igual que mi abuelo y él me hizo hincha” reconoció el alero del conjunto correntino.

Muchas veces, a muchos jugadores se les complica ver los partidos: “Todos los años tengo el Pack Fútbol y me lamento cuando tengo que entrenar o jugar y no puedo ver los partidos” , indicó.

Cuando se le consultó quién era su máximo ídolo, el alero nos señaló que tiene dos: Leandro Romagnoli y Néstor Ortigoza. En lo que respecta a los directores técnicos, recuerda más las épocas de Ramón Díaz y Edgardo Bauza, por ser más actuales, y si me das a elegir, me quedo con la del ‘Patón’”, sentenció.

Como todo amante del fútbol, disfruta mucho cuando se juegan los clásicos “Los vivo como todos los clásicos, son partidos muy lindos”, agrega

En San Martín de Corrientes, como en casi todos los planteles, hay hinchas de muchos equipos. “Es un vestuario muy futbolero y hay hinchas de varios clubes; tenes de Central Córdoba, Boca, Colón…”, comentó entre risas.

El 1 de julio de 2012, El Ciclón jugó por permanecer en Primera División ante Instituto de Córdoba, encuentro que igualó 1 a 1 en el partido de vuelta de la Promoción y mantuvo la categoría. “Fue un momento difícil. Vi el partido solo y lo sufrí bastante”, afirmó Emiliano

Dos años más tarde, tuvo premio a ese sufrimiento. San Lorenzo jugó la final de la Copa Libertadores ante Nacional de Paraguay y logró, por primera vez, levantar esa preciada y ansiada copa. “La viví muchos nervios y ansioso, pero al final lo disfruté mucho”.

Durante la entrevista, Basabe afirmó que si le dan a elegir entre La Copa Libertadores -o el Mundial de Clubes- y la vuelta a Boedo, él no duda un segundo. “Me quedo con la Copa Libertadores”, sentencia, pero reconoce que “las dos cosas son muy importantes para el pueblo azulgrana”.

Durante mucho tiempo, se han discutidos cosas entre los fanáticos del fútbol y el básquet. En su consideración acerca de la diferente llegada al público entre la selección de fútbol y la del básquet, “el fútbol es más popular en nuestro país, pero las dos selecciones llegan mucho a la gente”, reflexionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *