gtag('config', 'UA-63643000-1');

LINIERS | JUEGA EN VILLEGAS, PERO CON EL CORAZÓN EN BOEDO

Gentileza: Entrenados X Dios

Liniers fue el campeón del primer torneo de la temporada de la Primera D. Se coronó tres fechas antes del final del Apertura, y se aseguró tres alternativas para pelear por el ascenso a la C. En el caso de volver a campeonar en el Clausura, asciende directamente; sino jugará una final frente al ganador de este campeonato. Como tercera y última opción deberá afrontar el reducido. Además, como si fuera poco, obtuvo el boleto la chance de jugar la Copa Argentina, en donde le tocó San Lorenzo.

Nahuel Pietrantonio, defensor de la Topadora, fue parte del plantel campeón del Apertura, y charló con Vermouth Deportivo sobre el torneo obtenido, y del sorteo de la Copa, en donde le tocó el Ciclón, club en donde hizo las inferiores, del cual es hincha, y en donde tuvo como compañeros a Adolfo Gaich y a Nahuel Barrios, entre otros.

¿Qué balance haces del título obtenido en el Apertura?

Es una satisfacción inmensa y uno de los momentos más felices de cada uno de nosotros. Es un alivio haber conseguido el objetivo que nos propusimos el primer día de trabajo de la pretemporada, donde nos queríamos sacar la espina de la final perdida en el torneo pasado.

¿Dónde creés que estuvo la clave del título?

La clave fue el grupo, que se propuso el primer día ir por el ascenso, y la jerarquía que tenemos, donde cada uno estaba capacitado para jugar y rendir cuando le toque. Sabíamos que el primer paso era ganar el Apertura, y nos pusimos a laburar para lograrlo. Además la dirigencia siempre se ocupó para que no nos falte nada, y poder entrenar de la mejor forma.

¿Qué les generó la clasificación a la Copa Argentina sabiendo que se iban a medir ante un equipo de otra categoría?

La Copa era una cuenta pendiente del torneo anterior donde estuvimos a un punto de clasificar. Este campeonato, cuando se nos dio el resultado, fue una alegría enorme.

¿Cómo vivieron el sorteo? ¿San Lorenzo era el estilo de rival que esperaban?

El sorteo lo vivimos con mucha ansiedad e ilusión. San Lorenzo era uno de los rivales a los que aspirábamos porque queríamos uno de los cinco grandes, y por suerte nos tocó. Estamos muy conformes.

En tu caso que tuviste un paso por las inferiores del club, ¿cómo lo viviste?

Yo me formé en el club, donde estuve cinco años, y además soy hincha. El sorteo lo miré en mi casa con mi familia, deseando por favor que nos toque San Lorenzo, y cuando salió empezamos a saltar y a abrazarnos de felicidad.

¿Qué te dejó ese paso por San Lorenzo?

Haber sido parte del club fue una experiencia única, y todo se lo debo a él. Ahí me formé como jugador. Me enseñaron todo lo que tiene que ver con las posiciones y el orden táctico. Recuerdo haber jugado un torneo internacional Sub 15 dirigido por el Pampa Biaggio y jugar contra el Real Madrid. La verdad que fueron momentos únicos que van a quedar para toda la vida.

¿Con qué jugadores compartiste cancha o entrenamientos?

Yo soy categoría 98, y tuve como compañeros al Perrito Barrios, Germán Berterame, Tomás Conechny, Mariano Peralta Bauer. Además compartí entrenamientos con Senesi, Gabriel Rojas, Franco Moyano, Gaich, Julián Palacios.

¿Ya empezaste a ver a San Lorenzo pensándolo como rival?

Sí. Obviamente que sabemos la jerarquía individual y colectiva que tiene. Sus jugadores se destacan mucho, pero nosotros no perdemos la ilusión. La clave va a estar en hacer un partido perfecto, ordenado tácticamente.

Como hincha, ¿cuál es el recuerdo más lindo que tenés?

Tengo dos recuerdos que me marcaron: uno fue cuando nos salvamos del descenso en 2012. Partidos como el de Newell´s, San Martín de San Juan, o la promoción con Instituto. Recuerdo estar en la cancha, la tensión que se vivía en el momento, y la felicidad post partido, abrazado con mi familia llorando. El otro fue sin dudas la obtención de la Libertadores. Fue un momento único y maravilloso, lleno de felicidad y que no se compara con ningún otro.

¿Pensás en cambiar la camiseta o queda como recuerdo para tu familia?

Si tengo la suerte de estar dentro de los 18, la camiseta queda para mi familia porque es única, y va a ser un recuerdo que quede para siempre. Pero voy a tratar de cambiar alguna camiseta. Veré a quien le toque jugar de San Lorenzo, y trataré de conseguir alguna.

¿Cómo encaran el Clausura, sabiendo que ya tienen asegurada la final por el ascenso?

El Clausura lo encaramos con la misma seriedad y responsabilidad que el Apertura. Nuestro objetivo es el ascenso. Sabemos que somos los campeones y que tenemos una final asegurada, pero no nos conformamos con eso. Queremos pelear el torneo y laburamos todos los días para subir a la C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *