EL FÚTBOL EN EL BÁSQUET: “TENGO GANAS DE VOLVER AL CILINDRO”

En plena cuarentena obligatoria que vive nuestro país, seguimos futbolizando a los jugadores de básquet. En esta ocasión, charlamos con Leonardo La Bella, nuevo jugador de Peñarol de Mar del Plata.

En estos días de encierro y entrenamiento en casa, siempre es bueno distender un poco la cabeza y no pensar en esto que está ocurriendo a nivel mundial. Por eso, charlamos con Leo La Bella, base de 33 años con gran trayectoria en el básquet argentino. Con pasado en Gimnasia y Esgrima de La Plata, Ancud de Chile y hoy en Peñarol. Tanto el bahiense como todos los hinchas de Racing festejaron el aniversario número 117 de la institución el pasado 25 de marzo, por eso, desde Básquet Vermouth, aprovechamos el motivo y hablamos un poco sobre su historia ligada a la institución de Avellaneda.

Vermouth Deportivo: -¿Cómo nació tu amor por Racing?

Leonardo La Bella: –Viene de mi abuelo, que de chiquito era hincha de Racing. Lo conocí muy poco a mi abuelo, y tengo a casi toda mi familia de Racing. Mi viejo, mi cuñado, mi sobrino. Somos bastantes.

V.D.: -¿Conocés el Cilindro de Avellaneda?

L.L.B.: –Sí, lo conozco. Fui sólo una vez a ver un Racing-Boca y fue algo increíble, se me puso la piel de gallina.

V.D.: -Si en el pan y queso tenés que elegir a sólo uno para tu equipo ¿A quién elegís: Diego Milito o Lisandro López?

L.L.B.:Me encanta Milito, pero lo elijo a “Licha” López por la locura que tiene y su personalidad.

V.D.: -¿Cómo haces en el momento en el que Racing está jugando y vos también?

L.L.B.: –Cuando me tocó que juguemos al mismo tiempo, me concentro en lo mío y después, cuando termino, lo primero que hago es prender el celular y ver cómo salió Racing.

V.D.: -¿Qué campeonato te marcó más: 2001, 2014 o 2018?

L.L.B.: –El del 2014, porque lo viví más y fue un tremendo campeonato

V.D.: -¿Cómo fue el día de la promoción con Belgrano? ¿Qué se te vino a la cabeza con la famosa jugada de Bustos cayendo sólo frente al arco?

L.L.B.: –Más que nada, escuchaba a los mayores, porque yo era bastante pibe y tranquilamente le podría pasar. En ese momento, a Racing le pasaban bastantes cosas. Pero lo que tiene Racing es aguante, mucho “huevo” y tiene a la gente que es muy fiel, aun ante todo eso lo que pasó “La Academia”.

V.D.: -¿Cómo vivís los clásicos con Independiente? ¿Tenés amigos del Rojo? ¿Existe la típica cargada al rival cuando ganan?

L.L.B.: –Cuando era más chiquito, era de cargar, pero a medida que fui creciendo me tomo con gracia la cargada de algún que otro amigo de Independiente. Tengo un amigo de Independiente que es fanático, vive en Neuquén y que se llama Iñaki, nos cargamos bastante. En los últimos dos clásicos los tuvimos “de hijo”.

V.D.: -¿Cuándo pierden, contestás o te bancás la cargada?

L.L.B.: –Si, contesto, pero me banco la cargada. Igualmente algún “tirito” le tiro porque somos Racing.

V.D.: -¿Cuál clásico recordás más?

L.L.B.: –El penúltimo, cuando tuvimos que ir a la cancha de Independiente. Sabíamos que teníamos que ganar y que, con ese triunfo, estábamos ahí cerca del campeonato. Se lo ganamos sobre la hora, con un gol de contra ataque. Nada más lindo que ganarle al ‘Rojo’ así.

V.D.: -¿Qué fue lo más loco que hiciste por Racing?

L.L.B.: –La verdad nunca hice nada loco porque no tuve la posibilidad. Sólo cuando me tuve que ir para Buenos Aires unos días, aproveché para ir solo a la cancha. Quería conocerla. Por suerte lo hice y ya tengo ganas de ir de vuelta.

V.D.: -Imaginate a un Leo La Bella de hoy, pero en 1995 en Racing, ¿Qué sería más importante? ¿Ser dirigido por León Najnudel o jugar con Andrés Nocioni?

L.L.B.: –Y, es muy difícil. Pero ser dirigido por Najnudel hubiese sido increíble, y jugar con el “Chapu” Nocioni sería una locura. Es un jugador que, con ya sólo mirarlo jugar, te dan ganas de salir a la cancha y comerte el mundo.

V.D.: -¿Jugaste al fútbol en serio alguna vez? Cuando digo en serio es compitiendo con algún equipo, por la Coca o el asado.

L.L.B.: –Sí. Con mis amigos siempre jugábamos en el club al fútbol, al básquet, a las escondidas o lo que sea. En el fútbol, jugábamos por la Coca o el alfajor, o cuando alguno ganaba, le hacía cumplir una prenda al equipo que perdía. Cosas de cuando sos chico y las pasas bien.

V.D.: -¿Cuál crees que es la diferencia entre la selección de fútbol y la de básquet en cuanto a la llegada con la gente?

L.L.B.: –Creo que hoy en día es la misma. El fútbol es el deporte más popular y es el más visto del mundo, con mucha más pasión, pero el básquet logró algo muy importante hace varios años, con la vieja Generación y con la nueva. La verdad es que, hoy en día, están a la par y son un orgullo las dos selecciones de Argentina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*