INDEPENDIENTE 1- VÉLEZ SARSFIELD 0: RECIBE A LA COPA CON LAS PUERTAS ABIERTAS

Gentileza: Prensa CAI.
Gentileza: Prensa CAI.

Por: Martin Mouro

Sábado 14 de Marzo, 15:35hs. En medio de un contexto de incertidumbre y desconcierto general a nivel mundial a raíz de la pandemia del COVID-19, el estadio Libertadores de América recibía a un Independiente en plena reconstrucción (luego de duros golpes, tanto económicos como futbolísticos), que enfrentaba a un Vélez Sarsfield que comienza una nueva etapa luego de la salida de su flamante director técnico: Gabriel Heinze. Los «Diablos Rojos» y el «Fortín» comenzaban su tránsito en la zona uno de la Copa de la Superliga.

Lucas Pusineri, por segunda vez consecutiva conseguiría un triunfo con los «pibes» en la cancha. Pero más que eso, conseguiría un triunfo a través de la configuración de una disposición táctica acorde al rival. Esta vez tuvo que adaptarse al juego ofensivo y «abierto» del Fortín (dirigido en este caso por Guillermo Morigi), que proponía un ataque incisivo y rápido por las bandas, mediante la dinámica que aportan jugadores como Thiago Almada, Ricardo Centurión, Lucas Janson y Lucas Robertone, entre otros.

El encuentro fue entretenido de punta a punta. A pesar de un primer tiempo sin goles, los protagonistas fueron coherentes con el balón bajo la suela y no tuvieron pudor ninguno a la hora de encarar con la número cinco de cara al arco rival. El rojo parecía tener las más claras luego de un comienzo trabado en la mitad de la cancha: en los pies de Andrés Roa, Alan Soñora y Brian «Chaco» Martínez, el rojo encontraba las claves para acercarse a la valla protegida (de muy buena manera) por Lucas Hoyos (vale mencionar su atajadón ante el furtivo remate de Fabricio Bustos).

La etapa complementaria, tuvo unos primeros quince minutos en los que el «Rojo» parecía cederle la pelota los de Liniers, para luego desatar una contra letal que le brinde la apertura del marcador. Vélez aprovechó la posesión de una manera apropiada, generando varias situaciones claras de gol, con sus delanteros como principales protagonistas a la hora de incomodar a la defensa rival.

Llegaría el primer gol del partido: otra subida clara del «tractor» Bustos, pared con el capitán Silvio Romero en el medio del área…y ¡Penal para el «Rojo»!, Hoyos derribó al lateral derecho de independiente y Vigliano no dudó. El mismo Romero se hizo cargo de la ejecución quemándole las manos al portero rival, al minuto 64 de encuentro.

Luego de esto, los locales volvieron a cederle el juego al rival, esperando retrotraídos en el campo para conseguir el segundo de contra. Vélez nunca pudo encontrarle la vuelta al juego defensivo que planteaba Independiente en lo que quedaba de partido, a pesar de ingresos como el de Lucas Orellano, la gran promesa del club en la actualidad.

Fue final en Avellaneda, en un partido y una fecha atípica, Independiente pareciera comenzar a encontrar el equipo y la forma de plantear los partidos, mientras que el «Fortín» se encuentra expectante a la llegada de un nuevo técnico: un ex Independiente se perfila como principal candidato, Mauricio Pellegrino. El «Rojo», a pesar de comenzar jugando a puertas cerradas (como todos los clubes de la Superliga), recibe a esta Copa de la Superliga con las puertas abiertas.