EXCURSIONISTAS 3 – ALEM 1: ¡SÍ, MIGUEL… SÍ, MIGUEL!

El jingle de una vieja publicidad alentaba a un tal Miguel a reponerse frente a todo tipo de adversidades. Algo así vivió el diez del Verde que fue una de las piezas fundamentales en esta levantada del conjunto del Bajo Belgrano tras un Apertura 2019 para el olvido y un Clausura 2020 que lo encontró expectante en la pelea por el título. El Villero derrotó al Lechero por 3 a 1 en el último juego antes de la suspensión por Coronavirus y quedó como escolta del puntero, Deportivo Merlo.

Excursionistas cambió la cara de un año al otro. El golpe de haber perdido el ascenso en manos del Celeste de Berisso en Pampa y Miñones lo había dejado nocáut. A los porteños le llevó un semestre recuperarse y, también, para ello, necesitaron de un entendido de la casa como Guillermo Szeszurak. Leandro Nicéforo Alem, que había arrancado con todo, sumó su tercera derrota en los últimos cuatro encuentros que disputó.

Al minuto de juego, el elenco del «Búfalo» Szeszurak se puso en ventaja. Miguel López, ultra positivo, aprovechó una desatención defensiva del conjunto de Daniel Cordone. Los del «Lobo», ex Newcastle, Vélez y Racing, entraron dormidos y vieron como el diez local corrió mano a mano hacia Santiago Sendín para clavar el 1 a 0 con el que empezaría a consumarse el triunfo del dueño de casa.

El capítulo inicial fue un monólogo de Excursionistas. Patricio González King, dueño absolutamente de todo lo que pasa en mitad de cancha, cortaba y no dejaba actuar a un Alem que recién propuso algo de peligro en la última acción antes de irse al descanso con un tiro libre de Lucas Sergi que fue derecho a las manos de Matías Budiño. El resto fue del Villero que marchó a los camarines con la mínima diferencia porque López la mandó por arriba del travesaño en la puerta del área chica, y porque Sendín tapó de manera magistra un mano a mano de Iván Müller y un bombazo de Alberto Benítez.

Cordone, acostumbrado a modificar todo cuando las cosas no andan, introdujo dos modificaciones en la complementaria. Así la visita logró tener más fútbol en ofensiva gracias a Dalmiro Gaeto y Pablo Pintos. Sin emabrgo, fue el Verde quien se arrimaba con peligro. Un bombazo de Leandro Montemarani que tapó el arquero rival y un remate cruzado de Ricardo Segundo que se fue pidiendo permiso por el palo diestro del Lechero eran muestras que el dueño de casa ya merecía un tanto más para evitar sufrimientos innecesarios.

A los 18 minutos del segundo tiempo, Excursionistas contó con un tiro lire a la altura de la medialuna y López no falló colgándola de un ángulo. Sí, Miguel. ¡Sí, Miguel!. El positivismo del elenco del Bajo Belgrano lo hacía estirar la brecha y quedar como único líder. Pero ante los gritos de Szeszurak desde la platea, el equipo siguió yendo al frente. Alem pudo descontar pero Mauro Boaglio en el área chica remató alto y, más tarde, Sergio careció de puntería frente a los tres palos de Budiño.

El Villero fue por más y lo consiguió. Pasada la media hora, Montemarani tuvo revancha de la que no había logrado mandar adentro instantes atrás y, en su enésimo desborde, sacó un remate cruzado que se tornó inatajable para Sendín. El 3 a 0 relajó a los porteño y despertó al Lechero que recién descontó a los 43 minutos cuando, de un pase hacia atrás, Boaglio se hizo de la redonda, esquivó hasta a Budiño, y le puso algo de pimienta al resultado.

Alem, derrotado y con el reloj en contra, generó ocasiones para dejar boquiabierto a su oponente. Pintos no tuvo suerte, y Budiño se lo tapó a Sergi con los pies. De entrar, hubiese sido injusto aunque en el fútbol no exista la justicia. Excursionistas demostró estar en levantada, jugó mejor, se apagó con la goleada que creían consumada pero más allás de la zozobra festejó el 3 a 1 que lo depositó como único escolta del Deportivo Merlo en este Clausura 2020 de la Primera C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *