CAÑUELAS 0 – ITUZAINGÓ 2: EL CAMPEÓN EN UN MOMENTO «GRIS»

El León Verde, que vistió de gris en la tarde de Remedios de Escalada, le dio otra duro golpe al campeón del Apertura 2019 de la Primera C. Lejos de sus mejores partidos, y a pesar que jugaron realmente bien ante los del oeste, el equipo que tiene aseguradas tres finales para el ascenso trastabilló por 2 a 0 ante la escuadra de Néstor Ferraresi.

Una ráfaga le dio a Ituzaingó una victoria realmente merecida a pesar de los sofocones que tuvo tanto en el capítulo inicial como en la complementaria. Cañuelas, que en ocho fechas del Torneo Clausura, le ganó a Real Pilar, empató con Victoriano Arenas, y perdió los juegos restantes, pasó del primer puesto del certamen pasado a estar anteúltimo en el actual.

El encuentro arrancó con todo y mantuvo su nivel durante los 90 minutos. En 120 segundos desde el silbatazo inicial de Damián Rubino, el local llegó con un cabezazo de Germán Sosa y un zapatazo de Facundo Krüger mientras que la visita lo tuvo con un testazo de Martín Delgado que contuvo con creces Gastón Brambatti y con un bombazo apenas desviado de, la figura de la tarde, Alejandro Benítez.

La ida y vuelta era moneda corriente pero el cero no se movía del marcador hasta que al cuarto de hora inicial todo cambió. Delgado cabeceó en el área rival, la pelota dio en la mano de Agustín Galleguillo, y el juez de la contienda no dudó en sancionar la pena máxima. Ángel Luna, con toda su experiencia, le pegó fuerte y alto para que se torne en un disparo inatajable. Así, los del «Coqui» Ferraresi se ponían en ventaja por 1 a 0.

Cañuelas quedó golpeado por el tanto y al toque recibió otro cachetazo. Los campeones del Apertura perdieron una pelota en mitad de cancha, Benítez encabezó una contra magistral y, con mucho criterio, abrió para la solitaria entrada de Kevin López Arroyo quien se metió dentro del área y tocó sutilmente ante la estéril salida de Brambatti para poner el 2 a 0 a los 18 minutos del primer tiempo. Ituzaingó empezaba a liquidar la historia desde temprano.

Desde ese entonces se armó un nuevo partido donde ambos tuvieron situaciones claras para anotar. López Arroyo inmediatamente se comió el tercero abajo del arco y, pasada la media hora del primer tiempo, Brambatti se lució para ahogar el festejo a Benítez. En el área opuesta, la entrega de Sosa lo era todo. Sin embargo el centrodelantero local desperdició una gran asistencia de Mauro Frattini por querer romperle el arco a Blas Pisano y, antes del descanso, el uno del Verde le descolgó un bombazo sensacional para mandar la pelota al córner.

Los del oeste quisieron no pasar sofocones en la complementaria y salieron decididos a darle la estocada final a sus oponentes. Benítez sacudió desde afuera y le sacó astillas al parante izquierdo de Brambatti. Más tarde, el mismo pragonista reventó el palo y, en el rebote, Ángel Stringa increíblemente la mandó afuera. El Tambero reacionó pero no logró descontar. Sosa, por no descargar y hacer la personal, dejó pasar una buena chance. El ex Excursionistas, Krüger, remató algo en una linda oportunidad. Y a cinco del final hubo un cabezazo de Alan Sánchez que Pisano tuvo que desviar al córner con algo de esfuerzo.

Cañuelas, que heróicamente le había empatado a Victoriano Arenas en el descuento la semana pasada, volvió a mostrar falencias en su andar y sumó su sexta derrota en ocho encuentros dentro del Apertura 2020 de la Primera C. Ituzaingó ganó 2 a 0, se dio el gusto de despachar al campeón del Apertura, y ya le sacó quince puntos a El Porvenir en la pelea por la permanencia en la categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *