ESTUDIANTES DE MÉRIDA 1 – RACING 2: TERMINÓ SIENDO UNA TARDE A»MENA»

Foto: @RacingClub

La Academia la pasó mal en la altura venezolana. Si bien arrancó decidido a llevarse puesto a su rival, con el correr del reloj terminó sufriendo y hasta estuvo abajo en el tanteador. El Rojiblanco se puso arriba con el gol de Martín Brignani pero la reacción a tiempo del elenco de Sebastián Beccacece le permitió triunfar con tantos de Nicolás Reniero y Matías Zaracho.

No estuvo cómodo Racing en el debut de la Copa Libertadores de América 2020 pero sumó de a tres en una contienda que aparentaba ser accesible en los papeles y terminó siendo muy dura en el desarrollo. Estudiantes de Mérida, durante varios pasajes del juego, fue absoluto protagonista y hasta tuvo contra las cuerdas al último campeón que ofrendo la Superliga Argentina de Fútbol.

Los de Avellaneda apostaron al pressing desde el inicio y dominaron hasta que los pulmones le dijeron basta. La primera situación clara fue una asistencia de Lisandro López para Zaracho que logró frenar bien el esférico pero le entró deficientemente aliviando los nervios de Alejandro Araque. Antes del cuarto de hora, el juvenil sub 23 de Argentina tuvo otra situación tras pase de Reniero, pero esta vez le pegó débil.

Estudiantes de Mérida logró reaccionar a partir del cuarto de hora y, desde ese entonces, fue amplio dominador del pleito. Un error en la salida de Racing le permitió a Jesús Meza probar suerte desde afuera del área pero su intento se fue desviado. Un cabezazo de Edinson Penilla que exigió a Gabriel Arias, y un mano a mano que el hombre de la Selección de Chile le tapó a su compatriora, Alexis Messidoro, también fueron armas que mostraron los dirigidos por Martín Brignani para irse mejor parados al entretiempo.

El mareo futbolístico de la Academia tuvo su catastrófico momento cuando, a los 2 minutos de la complementaria, Christian Flores envió un centro desde el costado izquierdo y Rivas, sin marca alguna, empujó la caprichosa con su muslo para estampar el 1 a 0. Los de Beccacece caían en la altura, lejos de Argentina, y por la fecha inicial de la Libertadores. Tal vez nada preocupante pero, sin lugar a dudas, les generaba algo de presión para no sentir esa vital obligación de vencer a Alianza Lima en el Cilindro siete días más tarde.

Con el resultado en contra, Racing salió decicido a buscar el empate. Una vez más el libreto del entrenador fue tener la pelota pero, las situaciones, no llegaban. Los minutos corrían y si bien la visita merecía algo, Estudiantes de Mérida se cerraba bien en el fondo y apelaba a liquidar el pleito de contragolpe en el Estadio Metropolitano.

El premio para los de Beccacece llegó a los 24 de la complementaria. Eugenio Mena, la figura de la tarde, apuró un lateral para que Reniero se encargue del resto. El «Príncipe» sacudio contra Araque quien dio rebote y, el ex San Lorenzo, en esa ocasión no perdonó para mandar la redonda al fondo del arco. No conformes con eso, los de Avellaneda fueron por más y en una excelente acción colectiva, lograron la ansiada victoria. Iban 38 cuando el ex Manchester City, Benjamín Garré, regaló un chiche empalando un pase para David Barbona. El otrora Atlético Tucumán descargó para Mena y, el chileno, hizo lo propio con un lujo para Zaracho que, en la puerta del área chica, puso cifras definitivas en Venezuela.

Estudiantes de Mérida estuvo cerca de dar la nota pero dejó en claro que será el rival más flojo del grupo por cómo se le escaparon puntos en casa frente a un Racing que, la pasó mal pero ganó 2 a 1 y terminó redondeando una jornada a «Mena» con la añadidura de recibir sin tanta presión a Alianza Lima el próximo jueves en el Cilindro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *