ARGENTINO DE QUILMES 1 – SAN MIGUEL 0: GRANEROS A GRANEROS

Laboriosa victoria del Mate en La Barracas para acomodarse mejor en la tabla general y aspirar a no pasar sofocones de cara a la permanencia en la Primera B Metropolitana. Lo que parecía que la figura inamovible de la contienda sería Sebastián Anchoverri, todo cambió con el gol de Iván Sandoval, tras asistencia del mejor jugador de la tarde, Agustín Graneros. Los de Pedro Damián Monzón vencieron por 1 a 0 a los de Walter Marchesi en un final bastante caliente por el lado de Los Polvorines.

En el sur del Gran Buenos Aires se midieron dos equipos necesitados de un triunfo que les permitiese trepar peldaños. Argentino de Quilmes, algo más incisivo y con mayor predisposición ofensiva, fue quien se quedó con los tres puntos frente a un San Miguel sumamente irregular en la presente temporada.

El primer tiempo tuvo solamente un cuarto de hora interesante. El dueño de casa llegó con una situación inmejorable de Julián Vivas que le contuvo Anchoverri y, más tarde, el ex guardameta de San Telmo, iba a brillar para taparle un hermoso zapatazo de Graneros. La única situación para destacar en la visita fue un centro de Franco Cristofanelli para Arturo Mendoza quien exigió a la notable respuesta de Adrián Leguizamón.

San Miguel arrancó mejor en la complementaria. Dos situaciones dilapidadas por David Romero Neyra y un tiro a colocar de Cristofanelli, que quería cumplir con la ley del ex, fueron sustos para un Argentino de Quilmes que, una vez recuperado, tomó nuevamente las riedas del cotejo en La Barranca para quedarse con el premio mayor.

Sandoval ya había avisado, a los 24 minutos de la segunda mitad, cuando metió un cabezazo a qumearropa tras asistencia de Graneros. Sin embargo, Anchoverri, que hasta ese entonces era la estrella indiscutida de la tarde, le ahogó el festejo al centrodelantero que instantes atrás había dejado la banca de relevos para acompañar a Vivas en ofensiva.

El Mate siguió yendo al frente. Nicolás Agorreca sacó una pelota en la línea cuando iban 25 y, cuando el reloj marcaba 28, llegó el tanto de la victoria. Esta vez Sandoval sí pudo conectar un desborde y centro de Graneros para marcar el único tanto del encuentro. Con esa diferencia mínima, los de Monzón apostaron a liquidarlo de contragolpe pero si hubo alguien que estuvo cerca de anotar fue la visita con un bombazo de Kevin Hoyos que le sacó astillas al travesaño de Leguizamón.

San Miguel deberá levantar cabeza ante el duro Defensores Unidos de Zárate en Los Polvorines. Argentino de Quilmes, algo más relajado después de una semana para el olvido, ganó 1 a 0 trabajando grano por grano un cotejo que terminó dándolo el fruto de los tres puntos valiosos para soñar con la permanencia en la tercera categoría directamente afiliada a AFA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *