ESTUDIANTES (RC) 3 – PLATENSE 2: «CELES» ESCAPA

Foto: @EstudiantesRio4

Los Leones Celestes demostraron en la primera rueda del campeonato que tranquilamente podrían pelear por el ascenso a la Superliga con un equipo al que, a pesar de las piezas que le añadieron, demostró que haber subido del Federal A a la segunda categoría no fue un milagro. Tras empatar sin goles ante el duro Temperley, los de Sergio Vázquez aprovecharon un capítulo inicial superlativo ante otro desdibujado cotejo del Calamar y lo derrotaron por 3 a 2 para quedar en lo más alto de la zona.

Platense volvió a padecer en este 2020 que le fue esquivo en la fecha pasada ante Ferrocarril Oeste y, claramente, le sucedió lo mismo en Río Cuarto frente a un Estudiantes que se puso en ventaja prácticamente desde el vestuario con un golazo descomunal y de otro planeta del ex Douglas Haig, Yair Arismendi.

Iban 40 segundos de partido cuando Marcelo Vega, quien jugó en lugar de Facundo Curuchet, perdió una pelota en su propio terreno. Con el esférico dominado, Arismendi corrió un buen tramo sin que nadie saliese a su encuentro, levantó la cabeza y sacó un bombazo de casi 35 metros que dio en el palo derecho del arco de Jorge de Olivera, luego en el izquierdo, y acabo besando las redes para desatar la locura del pueblo cordobés.

Lejos de recuperarse, Platense siguió deambulando por la verde gramilla. Y esa carencia de ideas para el Marrón lo llevó a pagar carísimo un primer tiempo que fue a pedir del dueño de casa. Estudiantes de Río Cuarto estampó el segundo a los 23 minutos saliendo con una contra letal desde su propio campo. Arismendi dibujó con creces la asistencia desde la derecha y el cabezazo de Javier Ferreira estiraba la ventaja para los de Vázquez sobre los de Fernando Ruíz.

Si el Calamar necesitaba algo era que el reloj lo llevase con urgencia al descanso. Sin embargo, los Leones Celestes tenían un cartucho guardado. Néstor Ortigoza, con toda su experiencia de Rosario Central, San Lorenzo y la selección paraguaya, tocó para Lucas Suárez quien mandó el envío aéreo desde el flanco zurdo y encontró nuevamente la testa de Ferreira que vulneró la resistencia del ex Racing, de Olivera. El 3 a 0 era una fiesta para los locales en el Antonio Candini.

Los de Ruíz tuvieron una ráfaga fenomenal en la complementaria pero claramente no les alcanzó para igualar una diferencia que ya era abismal. Un obsequio de Adrián Peralta a los 4 del segundo tiempo, a quien se le escurrió el esférico de sus manos y sus piernas, le permitió descontar a Javier Rossi. Rápidamente pudo anotar también Hernán Lamberti pero fue el travesaño quien se lo negó al otrora Aldosivi de Mar del Plata. Sin embargo, Joaquín Susvielles de penal a los 18 le puso mucho suspenso a una contienda que, a partir de ese entonces, vovlió a tener como protagonista al dueño de casa para evitar que se le escapen los tres puntos que ya había fabricado en los 45 minutos inciales.

Platense, goleado por Ferro en su casa y con una durísima derrota en Córdoba, deberá levantar cabeza el próximo lunes por la tarde ante Nueva Chicago en Vicente López si es que no quiere perderle pisada a los de arriba. Estudiantes de Río Cuarto, otro de los que terminó el 2019 liderando la tabla, festejó el 3 a 2 y no sólo mira a todos desde lo más alto sino que además saca buenísimos resultados ante sus competidores para aprovechar una ventaja que de aquí, al final del certamen, podría ser vital de cara a sus aspiraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *