SAN LORENZO: «NO PAY NO PLAY»

Gentileza Prensa CASLA | @CASLABasquet

Por: Walter Silva | @WalFSilva10

Luego del encuentro en el que el Ciclón venció a SESI Franca por el Juego 2 de los Cuartos de Final de la Basketball Champions League Americas, Ramón Clemente tomó las valijas, aun sin desarmar, y se fue de Argentina denunciando el no resarcimiento de la deuda que el club de Boedo tiene con él.

Bajo el lema “no pay no play” (no pagan, no juego), el neoyorquino Ramón Clemente, internacional por Puerto Rico, publicó una historia de Instagram esta mañana en la que se lo muestra caminando con sus valijas en el aeropuerto internacional Hartsfield Jackson de Atlanta, Estados Unidos.

Captura de la historia de Ramón Clemente (@ramonclemente) en Instagram

Recordemos que este jueves pasado, San Lorenzo publicó en sus redes sociales que AirMoncho volvió a ser jugador azulgrana, así como también se informó la incorporación del iraní Aaron Geramipoor, y su contrato sería por 30 días a fin de disputar las definiciones de la BCLA, el Final 4 del Súper 20 y la Copa Intercontinental. Esto produjo muchos interrogantes en los seguidores del básquet nacional, ya que todos recordaron que el jugador había anunciado que San Lorenzo, al igual que Ciclista Olímpico de La Banda, no le había pagado el dinero adeudado por su participación en el equipo la temporada pasada.

Ramón Clemente y Aaron Geramipoor entrenando con el equipo. Gentileza Prensa CASLA | @CASLABasquet

El viernes, Ramón se presentó en el club y participó de los entrenamientos con el equipo. Esa misma noche, hizo una publicación en su cuenta de Twitter en la que indicó que no iba a permitir que se le falte el respeto a su profesionalismo. Algo olía raro.

“Desde que mi padre falleció, me prometí a mí mismo no tomar nada de nadie. Así es como mis papás se comportaron y se negaron a dejar que nadie se aprovechara de mí. Me porto como profesional en todo momento, pero cuando se trata de faltar al respeto no hay problema para igualar esa energía.”

Anoche, Clemente estuvo presente en el partido de San Lorenzo ante SESI Franca por la BCLA. Él debía jugar ese partido, pero el transfer no llegó a tiempo y quedó desafectado, al igual que Geramipor. Recordemos que el club de Boedo está inhibido de contratar jugadores hasta que no salde su deuda, o llegue a un arreglo de pagos y los cumpla, con los jugadores que lo denunciaron ante la entidad madre por esos incumplimentos económicos. Para que les dejen utilizar a estos nuevos jugadores, el club realizó un desembolso importante con los acuerdos ya celebrados, pero como dijimos, la aprobación no llegó a la hora del partido.

Luego de publicar la historia en Instagram mencionada al principio, Ramón declaró, en forma de tweets, toda la situación y el por qué tomo la decisión de marcharse.

“Regresé a San Lorenzo pensando que las cosas serían diferentes, como pueden ver, empaqué para quedarme. Pero una vez que entendí que no recibiría el dinero que me debían, decidí regresar al avión e irme a casa. No soy estúpido, sé que no me pagarían por completo en 30 días. Si les deben a 5 jugadores de la temporada pasada y a los nuevos jugadores de esta temporada, ¿por qué me pagarían mi dinero? Ni siquiera soy el jugador clave del equipo. Esto es muy decepcionante. Tengo tanto respeto por el Club como por San Lorenzo en su conjunto, lo histórico que se ha hecho en los últimos 5 años. Pero la dirigencia no es buena gente. Firman a muy buenos jugadores extranjeros y no les pagan según lo acordado. Eso no es justo en absoluto.”

Concatenación de posteos de Ramón Clemente (@RamonClemente) en Twitter.

Deportivamente hablando, Moncho sabe que deja atrás la oportunidad de conseguir éxito con el equipo, pero pondera su situación por encima de todo: “Honestamente, fue difícil para mí irme. Copa Internacional, Final 4 del Súper 20 y estar entre los 8 primeros en la Liga. Decidí no participar en ninguno de esos torneos porque sabía que sólo estaría jugando gratis.”

Por último, le dedicó unas palabras al público y a sus pares: “Gracias a los fanáticos de San Lorenzo, el personal técnico, los entrenadores, el personal médico y los jugadores. Si tomaron a mal mis acciones, les pido disculpas por dejarlos así, pero esto es un negocio, cómo sobrevivo y jugar gratis no pone comida en la mesa.”

Luego, también utilizó la red social de instantáneas para extender su comunicado. “(…) Todavía le deben a, al menos, cinco jugadores de la temporada pasada y de la única forma en que puedan cobrar es yendo a FIBA. En esta temporada, le deben dinero a jugadores, no les pagan por meses y aun así el Club continua fichando jugadores con grandes contratos sabiendo que nos los pagarán (…)”.

View this post on Instagram

It’s crazy how the only way I was able to receive a payment from San Lorenzo (@caslabasquet) and get my money they owe me from last season was to show up as if I were going to play. Money is still owed and contracts are still broken from that Club. The sad thing about this whole situation is it’s not only me. Numerous players from last season are still owed a lot of money from San Lorenzo and this team pretends those contracts don’t even exists. At least 5 players from last season are still owed money and the only way they will get paid is by going to Fiba. This current season players are owed money, not being paid for months and this Club continues to sign players for big contracts knowing they will not pay. I literally had to get on the plane fly to Argentina, practice and act like everything was all good to receive a payment. As soon as I received my money I changed my flight for the next day and came back home. I refuse to believe this club will pay me everything they owe in 30 days, knowing all of the players that you’re in debt with. We have family’s to support, bills to pay, everyday life to live and you play with how we survive. Other players won’t speak on the subject publicly but as a vet 11 years in this profession I’ll be the one to take the bullet to shed light on the situation. I never signed any paperwork with the club before or after I got on the plane this week. I don’t play for free and I won’t play for free because of your name. To the fans of San Lorenzo you’re amazing in your support for the players but most aren’t treated right who put on that uniform (financially). The Coaching staff and training staff are amazing people as well. I wasn’t going to say anything publicly when I left, but my silence would feed the problem. My apologies to the players for leaving like that I don’t mean to mess with your coin in that way. Bottom line pay your contracts you agree on, you’re San Lorenzo a huge club and well respected. Live up to your reputation and pay your players. 🤥 #MonopolyMoney

A post shared by Ramon “AirMoncho” Clemente 🇵🇷 (@ramonclemente) on

“Literalmente, tuve que subir al avión, volar a Argentina, entrenar y actuar como si todo estuviera bien para recibir un pago. Ni bien recibí mi dinero, cambié mi vuelo para el día siguiente. Me niego a creer que el club me pagará todo lo que me debe en 30 días, conociendo a todos los jugadores con los que están en deuda (…) Otros jugadores no hablan de este tema públicamente, pero como un veterano de 11 años en esta profesión seré quien tome la bala para echar luz sobre la situación (…) Nunca firmé ningún papel con el club antes o después de subir al avión esta semana. No juego gratis ni jugaré gratis por su nombre (…) No iba a decir nada públicamente cuando me fui, pero mi silencio alimentaría el problema.”

Extracto del post de Ramón Clemente (@ramonclemente) en Instagram

Finalmente, Clemente cerró su posteo diciendo: “Por último, paguen los contratos que acuerden, son San Lorenzo, un club enorme y bien respetado. Vivan a la altura de su reputación y páguenle a tus jugadores”.

De parte del club azulgrana, tuvieron contacto con los colegas de Uno Contra Uno Web y declararon lo siguiente:

«Se hizo un plan de cuotas con todos los extranjeros que habían quedado atrás en los pagos, debido a la conocida suba drástica del dólar. Con todos se acordó y firmó. Con algunos se saldó todo, con otros se está pagando. Ramón llegó y cobró lo que se le prometió cuando llegara, y apenas recibió el dinero se fue sin avisar, sin importarle sus compañeros y entrenador. Se iba a saldar lo restante en el transcurso de este mes, pero prefirió hacer este desplante y no cumplir lo acordado con una organización que siempre le brindó lo mejor.»

El jugador aun no ha realizado ninguna presentación ante la Federación Internacional de Basquetbol, pero está determinado en hacerla para resolver su situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *