DEPORTIVO RIESTRA: PLAYA CON DOS REFUERZOS

Foto: @prensariestra

El Blanquinegro comenzó la pretemporada en la arena de Valeria del Mar. Con mucha actividad física, el conjunto del Bajo Flores inició el 2020 con la mente puesta claramente en pelear por el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino. Y para eso mismo, la dirigencia ya le dio el gusto a Guillermo Duró contratando dos jugadores que prometen darle mucho a los Malevos de Pompeya.

La Costa Atlántica fue el lugar escogido por el Deportivo Riestra para retomar el ritmo y reforzar no sólo lo físico sino también lo mental para la doble competencia se le avecina. Clasificado a la Copa Argentina y expectantes en la tabla de posiciones de la Primera Nacional, los porteños regresaron post vacaciones con mucho entusiasmo.

Tres bajas sufrió el conjunto del Bajo Flores para la segunda parte del campeonato. Esteban Pipino, el mago que supo brillar en Acassuso, no tuvo su mejor momento en el Blanquinegro y migró porque así lo quiso el mercado a Deportes Copiapó de Chile. Nicolás Ríos se fue a Deportivo Laferrere mientras que Juan Torres fue parte de un intercambio que el club tuvo con Almirante Brown.

Justamente de la Fragata llegó un atacante de buen pie con pasado también en Estudiantes de Buenos Aires. Federico Pellegrino fue una de las incorporaciones del Deportivo Riestra que, en búsqueda de goles, golpeó las puertas y contrató a Facundo Pons de Arsenal de Sarandí. El centrodelantero, una pieza clave en el ascenso del Viaducto, no tuvo mucho ruedo durante la primera parte de la temporada actual de la Superliga, fue titular solamente en el debut ante Banfield, y en pos de conseguir más minutos en cancha estampó la rúbrica en el elenco de Duró para apostar por repetir el logro conseguido a mitad del año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *