VICTORIANO ARENAS: ¡FELICES 92 AÑOS!

El CAVA es mucho más que un estadio pintroesco del ascenso argentino pero, bienvenida sea su extravagancia para que el mundo del fútbol hable constantemente de la institución. Fundada un 2 de enero de 1928 en Valentín Alsina y dándole el nombre gracias a una casa inmobiliaria que vendían lotes por la zona. Hoy, el club sede en un lugar, cancha en otro, y hasta hay quienes dicen que pertenece a Capital Federal, cumple 92 años de vida.

Eran claramente otras épocas del país. El sur del Gran Buenos Aires era tango, eran fábricas. Se trataba de una marea de inmigrantes cruzando el océando, viniendo desde Europa a hacerse la América. Con el correr del tiempo, y consiguiendo algunos terrenos entre Hornos Weiss y la mítima SIAM, Victoriano Arenas empezó a forjar su propia historia.

Carnavales, disciplinas diversas en su sede de Paso de Burgos, medallas en artes marciales, y a un par de cuadras nomás el Saturnino Moure al cual se ingresa zigzagueando el Riachuelo. Para quien nunca fue, una excursión épica. Para los que van siempre, un ambiente familiar sin parangón, una segunda casa, una visita a ese grupo de gente que siempre está, en las buenas y en las malas, conociendo la realidad pero soñando con un futuro aún más próspero.

Al CAVA le sobra historia. El mítico Sandro ha estado en el club. Su cancha tuvo el primer partido dirigido por una mujer cuando Florencia Romano, allá por 1998, impartió justicia (y vaya sí lo hizo puesto a que en su debut expulsó a tres jugadores) en un Victoriano Arenas ante Muñiz en Valentín Alsina. Y así pasaron muchos futbolistas de nivel como el caso de Norberto Outes quien defendió la pilcha celeste y blanca de la institución antes de brillar en la elite de este deporte.

Hoy conducido por el periodista Sergio Geldstein, con más de un centenar de cotejos dándole órdenes a la nave que se mueve con altura por el Riachuelo de la Primera C, y acompañado por el mediático Luis Ventura, la institución cobró aún mucha más repercusión. Claramente hay un Victoriano Arenas para los que van por primera vez y otro para los de siempre. Sin embargo las puertas siempre están abiertas. Como desde aquél 2 de enero de 1928. Hace exactamente 92 años. ¡Feliz cumpleaños, CAVA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *